IU-CLM condena el borrador de decreto aprobado en el Consejo Nacional de Agua

Para Izquierda Unida, esta nueva normativa que regulará el trasvase Tajo-Segura, demuestra la «incapacidad y dejadez» de CLM para defender sus intereses legítimos en materia hídrica

La Comarca 31/03/2014 Región

Share on facebookShare on twitter

Share on meneameShare on email

Ampliar

El pasado miércoles, continuando con la agenda que marcó la inclusión del memorándum Tajo-Segura en la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental, se aprobó en el Consejo Nacional del Agua el borrador del nuevo Real Decreto que regulará la explotación del Trasvase Tajo-Segura.

Para IU esta nueva reglamentación supone un aumento en los volúmenes que legalmente se podrán trasvasar, poniendo en peligro los caudales mínimos y ambientales de la cuenca cedente, e incumpliendo la Directiva Marco del Agua.

Rosa Prieto, co-responsable del área de medio-ambiente en IU-CLM, afirma que la nueva normativa puede poner en peligro el suministro de agua a determinadas zonas de Madrid y Castilla-La Mancha y sostiene que IU CLM, continuará aportando documentación a la petición que tiene abierta en Bruselas y hará lo que esté en sus manos para detener esta burla a los ciudadanos de la cuenca del río Tajo.

Además de la aprobación de este borrador de RD, se aprobó de forma definitiva el Plan del Júcar, con un déficit estructural de la cuenca de 245 Hm3, que demuestra la gestión insostenible del río. Para IU-CLM, en el Plan de cuenca del Júcar aprobado, se priman los intereses de los regantes valencianos, sin pensar en los intereses de Castilla-La Mancha.

Para la agrupación política, lo acontecido el miércoles en el CNA, con el voto favorable de los representantes del gobierno regional, demuestra claramente que Mª Dolores de Cospedal, continua en una actitud de sumisión a los dictámenes nacionales del partido, sin tener en cuenta el expolio que esta tierra sufre en materia hídrica.

ENLACE A NOTICIA: http://www.lacomarcadepuertollano.com/diario/noticia/2014_03_31/57

Continuar leyendo IU-CLM condena el borrador de decreto aprobado en el Consejo Nacional de Agua

El Gobierno de Castilla-La Mancha está elaborando un ambicioso Plan de Biomasa en el marco de las políticas que contempla la Estrategia Energética y el Pacto regional contra el Cambio Climático.

Los consejeros de Industria, Energía y Medio Ambiente, y Agricultura y Desarrollo Rural, Paula Fernández y José Luis Martínez Guijarro, han presentado el proyecto «Energías de Almadén, SL». Una iniciativa empresarial, han anunciado ambos consejeros, que consiste en unir la industria de las renovables con la tradición agrícola y forestal de Castilla-La Mancha.

En concreto, el proyecto cuenta con una plantación agrícola de cultivo energético y con la construcción de una planta de generación de energía eléctrica a través de biomasa con una potencia de dos megavatios.

Esta actuación -que cuenta con una inversión superior a los 10,8 millones de euros- prevé a partir de 2013 una producción anual de energía de 16 millones de kilovatios, mediante el consumo de más de 17.300 toneladas de materia prima al año. En concreto, utilizará biomasa procedente de una plantación agrícola propia, con una superficie de 400 hectáreas, de cultivos energéticos leñosos como son los árboles de paulownia.

La consejera de Industria ha destacado que «esta ambiciosa iniciativa empresarial demuestra la apuesta del Gobierno del presidente Barreda por un nuevo modelo de desarrollo sostenible basado en la producción de fuentes limpias, en proyectos competitivos en I+D+i y en el cuidado del Medio Ambiente como principales motores para la creación de empleo verde, el progreso y la modernización de nuestras empresas y el bienestar de todos los castellano-manchegos».

En este sentido, ambos consejeros han señalado que este proyecto supone la creación de más de 10 empleos directos y alrededor de 40 indirectos en las distintas fases de construcción y mantenimiento, contribuyendo a un importante impulso económico en la comarca de Almadén.

Estos datos, han afirmado, «nos demuestran que la biomasa tiene futuro en una región de fuerte tradición agraria como es Castilla-La Mancha».

Por ello, el Gobierno regional, a través de la colaboración de ambas Consejerías, está elaborando un ambicioso Plan de Biomasa en el marco de la Estrategia Energética de Castilla-La Mancha. Un Plan que prevé para el año 2012 la instalación de 85/115 megavatios de biomasa en la Comunidad Autónoma.

En la actualidad, ha recordado Fernández, «Castilla-La Mancha cuenta con 19 plantas de biomasa, que suponen 48 megavatios de potencia, y se encuentran en tramitación otras 13 plantas más, que suman la instalación de un total de 80 megavatios».

Además, la responsable de las políticas energéticas del Ejecutivo Autonómico ha recordado que «desde el pasado año el Gobierno regional ha puesto en marcha ayudas directas a los ciudadanos para que sustituyan sus calderas viejas por otras más eficientes, como las de biomasa, que fomentan el ahorro y la eficiencia energética y, además, disminuyen la factura doméstica».

Políticas para el desarrollo rural sostenible

El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, ha señalado que proyectos como el de Almadén «cierran un círculo empresarial muy interesante para la región, ya que unen la industria de las renovales con prácticas agrarias y forestales muy consolidadas en Castilla-La Mancha».

Además, Guijarro ha explicado las principales virtualidades que presenta la biomasa en materia de forestación, «puesto que rentabiliza el papel de los montes como calentadores de los hogares. En esta ocasión, a través de la generación de energía eléctrica».

Asimismo, ha destacado que «la biomasa presenta los cultivos energéticos como alternativa a los tradicionales en zonas de regadíos que están pasando por dificultades desde el punto de vista de la rentabilidad». En este sentido, ha subrayado, «sustituir cereal por cultivos energéticos creemos que puede ser una alternativa de futuro para zonas regables de Castilla-La Mancha».

En cuanto a la creación de empleo, el responsable de las políticas agrícolas del Gobierno regional ha señalado que «la extracción, transporte y tratamiento de biomasa puede generar alrededor de 15.000 puestos de trabajo».

Por su parte, el alcalde del municipio, Emilio García, ha asegurado sentirse satisfecho por estar presentando un proyecto empresarial que demuestra y garantiza que «el futuro de la comarca de Almadén está ligado a la unión de las energías renovables y de los cultivos energéticos».

Continuar leyendo El Gobierno de Castilla-La Mancha está elaborando un ambicioso Plan de Biomasa en el marco de las políticas que contempla la Estrategia Energética y el Pacto regional contra el Cambio Climático.