Sorpresa en Aragón por el posible aumento en el Ebro del caudal ecológico

La posibilidad de que el Ministerio de Medio Ambiente esté considerando la posibilidad de elevar los caudales ecológicos del río Tajo y el Ebro en su desembocadura hasta el doble de la cifra actual ha causado sorpresa en Aragón. En realidad, la sorpresa llegó hasta el propio organismo de cuenca, la Confederación Hidrográfica del Ebro, que ayer aseguró que no hay todavía ninguna propuesta encima de la mesa ya que la planificación hidrológica está en estos momentos en fase de análisis técnico. Tanto el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, como el de Medio Ambiente, Alfredo Boné, mostraron su sorpresa por la noticia, que destapó El País en su edición de ayer. Además, los dos aseguraron no tener constancia de que esto sea así. Al menos, el ministerio no ha comunicado su propuesta a nadie.

Según la información publicada por ese diario, la intención sería elevar de los 100 metros cúbicos por segundo actuales a los 200, para preservar el delta y evitar que la sal vaya ganando terreno a los campos de cultivo. Esta cifra incluiría la cantidad de agua que circula por los canales de riego de ambas márgenes. En las condiciones actuales y con la demanda de riegos, es muy infrecuente en los últimos años llegar a esta cifra. De hecho, según algunas fuentes, en los distintos estudios que se están realizando en esta fase previa a que haya una propuesta en el Consejo Nacional del Agua, se está acercando más al caudal ecológico actual que a la propuesta publicada ayer por El País.

INTERESES CONTRAPUESTOS Ante el fuerte debate suscitado en los tramos bajos del río, fuentes de ambos departamentos no dudaron en determinar que la información podría deberse a una filtración interesada debido al amplio debate que hay generado en la zona ya que una mayor salinización acabaría con el tradicional medio de vida en la zona.

El director del Instituto Aragonés del Agua, Rafael Izquierdo, también mostró su escepticismo ante esta posibilidad, ya que aseguró que nadie se ha dirigido al Gobierno de Aragón para informarle de ello. Aún así, avanzó que hoy mismo se dirigirá al ministerio para que le den información.

Izquierdo dejó muy claro que independientemente de esa cifra, el Gobierno de Aragón no aceptará «ninguna propuesta» que no se debata en el órgano máximo, el Consejo Nacional del Agua, y que cuente «con el consenso de todas las partes de la cuenca». Estas son las comunidades autónomas, los regantes, empresarios y demás integrantes de esta mesa. Izquierdo no quiso dar ninguna cifra que considere oportuna el Ejecutivo autonómico precisamente porque está supeditada a los acuerdos que alcancen todas las partes.

Eso sí, Izquierdo recordó que el caudal ecológico que se marca debe satisfacer todas las posiciones, incluida la demanda de agua para los regantes de la comunidad autónoma, y que nunca sea fijado unilateralmente.

Precisamente, duplicar el caudal ecológico obligaría a reducir los planes de ampliación de regadío en muchos puntos de la cuenca.

Continuar leyendo Sorpresa en Aragón por el posible aumento en el Ebro del caudal ecológico

Las subidas de la luz pueden frenar los planes de regadío

El recibo de la luz ha subido este mes otro 20% para el sector del regadío, lo que está llevando a los agricultores aragoneses a una situación que califican de «insoportable». Los regadíos más modernos, que son precisamente los más dependientes de la electricidad, han visto incrementado el coste de la energía en el último año en cerca del 60%, siendo Aragón una de las comunidades más afectadas, hasta el punto, aseguran los agricultores, de poner en riesgo los futuros proyectos. Por esto motivo, el presidente de la Federación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Ebro, César Trillo, acude hoy a Madrid para participar en una reunión de urgencia convocada por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore).

«En estos momentos está en juego la viabilidad económica de los proyectos de modernización, porque el coste de la energía se ha doblado desde que calculamos su aplicación en los años 2003 y 2004. Si a esto sumamos la caída de los precios de los productos, el problema es ahora mismo muy serio porque las tarifas son inaguantables», asegura Trillo en referencia, por ejemplo, a los planes de riego por aspersión que se están ejecutando en el Alto Aragón. La liberalización del mercado energético y el fin de las tarifas especiales para el regadío ha supuesto que el coste de la energía desde mediados del 2008 haya aumentado «entre un 60 y un 80%», advierte el Trillo.

En todo caso, los agricultores agradecen que las compañías han ofrecido una bajada importante en sus tarifas porque, con la actual crisis, «hay un exceso de energía al desaparecer muchas industrias y bajar las horas de consumo», argumenta Trillo.

El encarecimiento «histórico» de la factura eléctrica llevó a los regantes del país a una manifestación que se celebró a finales de año en Madrid. Entre sus peticiones, la más viable, aseguran, es la aplicación de un IVA reducido del 7% en el suministro.

Continuar leyendo Las subidas de la luz pueden frenar los planes de regadío