Agricultura alerta de que la nueva PAC ‘siega’ 100 millones a la Región

Es una PAC que nadie quiere y que, por primera vez, ha puesto de acuerdo a todas las administraciones, con independencia del color político. Desde que el pasado mes de octubre se conocieran las claves que maneja Bruselas para dirigir la política agraria entre los años 2014 y 2020, pocas, por no decir ninguna salvo la del Parlamento europeo, se han posicionado a favor de un texto que, según los agricultores y ganaderos, acabará por matar a estos dos sectores productivos y de fuerte arraigo todavía en España. Es todavía un borrador y, por tanto, modificable, pero la consejera de Agricultura de la Junta de Comunidades, María Luisa Soriano, no las tiene todas consigo. En el programa ‘Al Quite’, de Castilla-La Mancha Televisión, manifestó, según recoge La Tribuna, que con el borrador ya en la mesa, las negociaciones se hacen más complicadas. «Modificar cualquier párrafo, cualquier palabra, una coma, significa que tienes que estar cediendo», dijo.
Soriano estima, además, que de aprobarse el borrador de la nueva Política Agraria Común (PAC), los agricultores y ganaderos de la Región perderían aproximadamente 100 millones de euros en ayudas europeas. Unas subvenciones que significan el 40 por ciento de la renta del agricultor, por lo que puede ser «bastante grave», añadió. Esta reforma, aseguró, «perjudica, y mucho, a la agricultura y a la ganadería de Castilla-La Mancha y España porque va en contra del modelo productivo que hay en el país».

Estrategia.
La estrategia en el futuro si el Partido Popular gana las próximas elecciones generales, no va a cambiar ni un ápice. Seguirá mostrándole al ministro o ministra que dirija ese departamento su total rechazo al texto comunitario, así como que elabore un estudio para saber cómo va a influir este modelo de reforma de la PAC en los distintos territorios, cultivos y agrosistemas.
Tras informar de que el pasado lunes 24 de octubre, se mantuvieron reuniones con distintas organizaciones agrarias y cooperativas, anunció que se ha creado un grupo de trabajo técnico para estudiar «de manera objetiva» cómo va a afectar este modelo de reforma a la Comunidad. «Estos datos se los presentaremos al próximo ministro o ministra de Agricultura», apuntó Soriano, que tiene «muy claro» que hay que defender una política agraria de Estado. «No puede ser que nos empecemos a enfrentar unas comunidades autónomas con otras, sino que hay que ver cuál es el modelo que interesa como Estado defender en Europa».
Toca en este período de negociación presentar enmiendas al borrador de la PAC, sin obviar, dijo, la necesidad de buscar la mayoría en el Parlamento europeo para modificar el documento. «Para ello ya están trabajando buscando alianzas con otros países mayoritarios que puedan apoyar el modelo de reforma que interesa al campo español», avanzó.
Por último, lamentó que el Gobierno de España «no haya hecho el trabajo necesario» para que el borrador de la PAC «no fuese tan perjudicial para el campo español».