Bruselas insta a la UE a hacer imperativas las ayudas a los jóvenes agricultores

La Comisión Europea (CE) quiere que todos los Estados miembros se comprometan a hacer obligatoria la concesión de ayudas a los jóvenes agricultores que ponen en marcha una explotación, como prevé la reforma de la Política Agrícola Común (PAC). El responsable de Agricultura de la CE, Dacian Ciolos, explicó hoy en una conferencia organizada por el Consejo Europeo de Jóvenes Agricultores que hay quienes abogan por que esas subvenciones sean voluntarias y alertó de que «el objetivo político de la medida se vería gravemente debilitado si no fuera obligatorio para todos los Estados miembros». Los problemas que afectan a los jóvenes agricultores «no tienen fronteras», subrayó el comisario.

Dacian Ciolos advirtió que hacer la ayuda opcional «supondría de alguna manera aceptar que existen discriminaciones» por nacionalidad o lugar donde está ubicada la instalación.

El comisario animó a las organizaciones agrarias a hacer presión para que la reforma de la PAC, actualmente en negociación, garantice la concesión imperativa de esos pagos.

La propuesta de reforma de la PAC prevé «aumentar el nivel de pagos directos durante los cinco primeros años de actividad para los jóvenes agricultores que se instalen», explicó el comisario.

Dos tercios de los agricultores europeos tienen más de 55 años, una situación que preocupa a Bruselas, ya que en la última década la UE ha perdido más de 3 millones de empleos en el sector.

Las nuevas ayudas que plantea la Comisión, que permitiría obtener un pago complementario del 5 % durante cinco años, beneficiarían a los agricultores menores de 40 años.

La reforma de Bruselas propone subvenciones para las primeras instalaciones y para retomar las actividades de los agricultores que se jubilen, así como facilitar el acceso de los agricultores a préstamos bancarios.