El Gobierno defiende los Presupuestos para Agricultura

La secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, defendió ayer la apuesta por la competitividad del sector en la propuesta de Presupuestos Generales del Estado, que han suscitado las criticas de los grupos de la oposición por sus recortes, especialmente en desarrollo rural.

Durante su intervención en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados, García Tejerina ha precisado qué partidas del presupuesto del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente corresponden a su secretaría, dotada con 7.895,6 millones de euros, el 75% del presupuesto total del Magrama.

Ha destacado la inversión destinada a las industrias agroalimentarias, vinculadas a los programas de desarrollo rural de las autonomías, con más de 20 millones de euros; el mantenimiento de los laboratorios agroalimentarios de referencia, con 2 millones de euros; y la promoción y apertura de nuevos mercados, con más de 4 millones de euros.

Ha insistido en que el presupuesto del Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria (Feaga) «mantiene su dotación con 5.994 millones de euros» y que las ayudas directas en el marco de la Política Agraria Común se mantienen al nivel del año anterior, con 5.130 millones de euros, que suponen el 24 % de la renta agraria.

A pesar del compromiso expresado por el Ministerio con la competitividad, los grupos parlamentarios de la oposición han considerado que ese objetivo se contradice con el recorte del 37 % en la partida de competitividad y calidad de los productos agrícolas y ganaderos, y del 22 % para el fomento del asociacionismo agrario para concentrar al oferta, que detalla la propuesta presupuestaria.

Por otra parte, García Tejerina ha hecho hincapié en el apoyo al desarrollo rural, con una dotación presupuestaria un 48 % mayor que el año pasado para los Programas Feader cofinanciados por la Unión Europea (UE), aunque la aportación del Gobierno central se ha recortado un 33 %, con casi 30 millones menos, tal y como le han recriminado los grupos parlamentarios de la oposición.

En su alocución, el diputado del PSOE Felipe Sicilia ha preguntado por la Ley de Desarrollo Rural Sostenible, aprobada en la pasada legislatura y que ha sufrido un recorte del 86 %, debido, según ha indicado García Tejerina, a que las comunidades autónomas no están en disposición de aportar la parte que les corresponde por sus elevados niveles de endeudamiento.

El portavoz popular de Agricultura, José Cruz Pérez Lapazarán, ha recordado que el Senado «tumbó la ley por mala» y que en estos momentos la única autonomía que está en condiciones de poner en marcha su plan de zona y de aportar los fondos que le corresponden es La Rioja «y quizá Galicia».

La portavoz de Agricultura del Grupo Mixto, Olalla Fernández (BNG), ha reconocido que las autonomías también deben hacer un esfuerzo para que entre en vigor la Ley de Desarrollo Rural Sostenible, pero ha criticado al Gobierno por «desatender» el mundo rural, un entorno «muy castigado por la sequía y el aumento del precio de los combustibles».

Desde Izquierda Plural, Laia Ortiz, ha lamentado «la casi total desaparición» de los fondos para este partida, con recortes que afectan especialmente «a la mujer, a los jóvenes y a los programas de formación para la competitividad del sector agroalimentario de las zonas rurales», así como la disminución en un 20 % de la dotación para agricultura ecológica.