El Ministerio culpa a los socialistas y cree que peligran las inversiones

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente lamentó ayer que «la gestión socialista haya provocado que España sea el país más atrasado de la Unión Europea en el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua, como demuestra una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE». Para este departamento, la sentencia «confirma lo que el ministro Miguel Arias Cañete ha reiterado durante la actual legislatura, ya que estos incumplimientos pueden llegar a comprometer inversiones realizadas en nuestro país con fondos europeos o del Banco Europeo de Inversiones en materia de agua».

A través de un comunicado, el Ministerio ha recordado que la Directiva Marco preveía que en 2009 todos los Estados miembros debían tener concluidos los planes de cuenca para cada una de sus demarcaciones, «si bien los largos procedimientos de información pública, las negociaciones y la mala coordinación entre los distintos equipos de los gobiernos socialistas han llevado a una situación de lentitud e inoperancia, que no ha permitido que salieran adelante».

Planes en marcha

Indica que la actual Administración del PP «ha impulsado desde que se inició la legislatura una nueva estructura de gestión y de decisión en materia de agua más coordinada entre la Dirección General del Agua y las confederaciones hidrográficas que permite que la gestión sea más ágil y que supondrá que los planes competencia del Estado puedan estar concluidos a finales de 2013». Recuerda que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 14 de septiembre los reales decretos de los planes hidrológicos de las demarcaciones de Galicia-Costa, Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y de las Cuencas Mediterráneas andaluzas, «mientras que la gestión socialista tan solo dejó aprobado el plan de las Cuencas Internas de Cataluña».

«Ante este legado de incumplimientos, el Ministerio ha mostrado desde el principio su firme compromiso por cumplir la normativa comunitaria y ha avanzado en el proceso de planificación de las cuencas en un tiempo récord», concluye.