EL ‘NUEVO’ GOBIERNO DE CASTILLA-LA MANCHA

José María Barreda Presidente de la Junta de Castilla-La Mancha

María Ángeles García Consejera de Educación y Cultura

María Luisa Araújo Vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda

Julián Sánchez Pingarrón Consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda

Santiago Moreno Consejero de Presidencia y Administraciones Públicas

José Luis Martínez Guijarro Consejero de Agricultura y Medio Ambiente

Fernando Lamata Consejero de Salud y Bienestar Social

Mª Luz Rodríguez Consejera de Empleo, Igualdad y Juventud

LOS QUE SALEN

J. Valverde Ex consejero de Presidencia

P. Fernández Ex consejera de Industria

M. Valerio Ex consejera de Justicia

S. Herrero Ex consejera de Cultura

Cultura se funde con Educación; Industria con Vivienda y Medio Ambiente, con Agricultura

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, anunció ayer lunes una remodelación de su Gobierno que incluye la supresión de tres consejerías, la eliminación de la mitad de los organismos públicos y una bajada del sueldo de los altos cargos de la administración regional de un 15%.

A un año de las elecciones autonómicas y tres meses después de que sugiriera a José Luis Rodríguez Zapatero una reducción de su gabinete, lo que originó una polémica, Barreda envió otro mensaje al jefe del Ejecutivo central con la reducción de 10 a 7 consejerías «para adaptar la composición del Gobierno a los momentos de austeridad y control que exigen los tiempos».

Barreda recordó que su Gobierno se ha reducido a la mitad desde que comenzó la legislatura, pues en agosto de 2008 pasó de 14 a 10 consejerías, de modo que se ha convertido «en el más reducido de España». Cuantificado el ahorro en gasto corriente en 100 millones de euros, a los que se suman otros 9 millones de euros anuales por la reducción de consejerías y del sector público, en el que la Junta «cerrará, concentrará o se ausentará» de medio centenar de empresas públicas, fundaciones, consorcios u organismos autónomos.

Se trata de adaptar la composición y el tamaño del Gobierno a «la austeridad y control que exigen los tiempos», dijo Barreda, quien presentó su decisión como un ejemplo de pedagogía política sobre la necesidad de austeridad y mayor esfuerzo. En ese contexto, a los consejeros que siguen en el Ejecutivo les pidió «trabajar más y cobrar menos», con más competencias pero con una reducción salarial del 15 por ciento. En el nuevo gabinete de Barreda entra como ‘hombre fuerte’ Santiago Moreno, hasta ahora portavoz parlamentario del PSOE, que asume la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas en sustitución de José Valverde, que será delegado de la Junta en Ciudad Real. Se mantiene como vicepresidenta y responsable de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, que además asume las competencias de Turismo y Artesanía. Salen del Ejecutivo la responsable de Cultura, Soledad Herrero; la de Industria, Energía y Medio Ambiente, Paula Fernández, y la de Administraciones Públicas y Justicia, Magdalena Valerio, que será delegada del Gobierno regional en Guadalajara.

Cambio de funciones

Las competencias de Cultura pasan a Educación, que permanece bajo responsabilidad de María Ángeles García; las de Industria y Energía la asume Julián Sánchez Pingarrón, que sigue como consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, mientras que las de Medio Ambiente se integran en Agricultura, con José Luis Martínez Guijarro como titular.

María Luz Rodríguez mantiene la Consejería de Empleo, que pasa a llamarse de Empleo, Igualdad y Juventud, pues desaparecen los Institutos de la Mujer y de la Juventud, que serán direcciones generales dentro de ese área. La única Consejería que no sufre cambios ni asume más competencias es la de Salud y Bienestar Social, en la que sigue como responsable Fernando Lamata. Los componentes del nuevo Gobierno regional tomarán posesión de su cargo hoy en un acto organizado en el recién inaugurado Palacio de Fuensalida, en Toledo.

Esta remodelación también esconde un movimiento de piezas políticas. Así, la salida de José Valverde y Magdalena Valerio para ser designados delegados en Ciudad Real y Guadalajara, respectivamente, se ha interpretado en clave electoral pues serían los candidatos del PSOE en los comicios de mayo de 2011 a las alcaldías de las capitales de estas dos provincias, que ahora están en manos del PP.

La remodelación ha convertido a esta autonomía en la que cuenta con menor número de consejeros en su Ejecutivo de las diecisiete existentes en España.

Por cierto, que el diputado socialista José Molina se perfila como nuevo portavoz socialista en las Cortes regionales en sustitución de Santiago Moreno. Molina, que ya ocupó la Portavocía del grupo la pasada Legislatura, será previsiblemente nombrado de nuevo portavoz en la reunión del grupo parlamentario del próximo jueves.