«Fresneda (ASAJA): «El agua que hay en mi comunidad yo quiero que la administre mi comunidad»

Al secretario regional de Asaja, José María Fresneda, le sobra veteranía en las batallas del sector agrario, tanto en la calle como en los despachos. Ahora la lucha está en Bruselas, que amaga con reducir el presupuesto al campo de cara a 2014. Donde dice que no quiere entrar es en la ‘guerra’ abierta en CLM sobre la necesidad planteada por el nuevo Gobierno de suprimir órganos como el Defensor del Pueblo o el Consejo Económico y Social. Es un debate «estéril» y «no hay que mirar hacia atrás».
En materia de agua, el nuevo Ejecutivo regional propone volver al Plan Hidrológico Nacional (PHN) de Aznar. ¿Sería una buena solución para Asaja, que ha sido una de las organizaciones más beligerantes en esta materia?
No estoy de acuerdo en que hayamos sido de las más beligerantes, lo que pasa es que unas veces más cabreados que otras llevamos diciendo lo mismo treinta años. El Estado de las Autonomías ha generado transferencias, hay cuestiones de política nacional muy importantes que se han transferido a las comunidades como la educación o la sanidad; yo no estoy planteando que el agua se transfiera a las regiones, porque el agua es de todos, pero no podemos renunciar a administrar el agua que pasa por nuestra comunidad, ni podemos renunciar a gestionar nuestras aguas subterráneas. Además, las Confederaciones Hidrográficas sobran, son una rémora para la política del agua en nuestro país.
Lo fácil es decir «todo el mundo tiene derecho al agua», «Plan Hidrológico Nacional», «llevar el agua de donde hay a donde no hay»… Pero yo en los pactos nacionales creo lo justo, no conozco ninguno que sea eficaz. Lo que sí me plantearía seriamente es un modelo en el que cada autonomía administre lo que está dentro de su territorio. Administrar, no apropiarse. ¿Por qué nosotros no podemos administrar el cauce del Júcar a su paso por Castilla-La Mancha? ¿Por qué tienen que ser los valencianos o Madrid?
Nosotros hemos sido generosos siempre, aunque es fácil decirlo porque ¡cómo no vas a ser generoso si la política del agua no se decide aquí, es nacional! El agua es el hecho diferencial que necesita nuestra Región, ¿por qué no trabajar en la línea de administrar de verdad los cauces que pasan por ella? Es más fácil que plantear la solución del PHN, con todo lo que conlleva y con todo lo que tarda. El agua superficial que hay en mi comunidad autónoma yo quiero que la administre mi comunidad autónoma y el agua subterránea que hay en mi comunidad quiero que la administre el Gobierno de mi comunidad. Y una vez conseguido esto, hacemos un Plan Hidrológico o veinte, los que haga falta. ¿Que se han hecho mal las cosas? Pues vamos a hacerlas bien, yo no quiero mirar para atrás ni para tomar carrerilla.
Pero insisto, la presidenta regional ha reiterado en muchas ocasiones que su solución para el agua pasa por el PHN, ¿cree que es posible llegar a un acercamiento?
Y seguramente habrá un PHN si el día de mañana gobierna el PP a nivel nacional, pero aquí habría que fijar un modelo para resolver nuestras cuestiones en materia de agua. Y creo que habría que hacerlo antes que el PHN.
¿Un PHN con o sin trasvases, con o sin tuberías…?
Que el Gobierno determine y nosotros a negociar y a trabajar. Insisto en que antes de un PHN hay que poner en valor el hecho de poder administrar aquí el agua que pasa por Castilla-La Mancha. El PHN no es incompatible con lo que planteo, ni mucho menos.
Lo que es incompatible es el aprovechamiento del agua de la Comunidad con el aprovechamiento que tienen otras.
Totalmente. La verdad ya la conocemos todo el mundo. El agua no puede seguir siendo un motivo de debate político. Me gustaría, dado que los dos grandes partidos de la Región dijeron que sí, que salga adelante la federación de regantes de Castilla-La Mancha, tener una voz única sería muy bueno. Hay que aplicar el sentido común y dejar de crispar, porque aquí el agua sólo ha servido para crispar, para poner sanciones que nadie te quita… situaciones violentas de verdad. A personas de mi organización las han detenido en Albacete y a mí me han llevado ante un Fiscal. Yo no estoy negando el pan y la sal a nadie, pero ¡algo más tendríamos que estar diciendo! Y esto no quiere decir no al PHN, al revés, PHN sí, pero antes vamos a poner en valor lo que nosotros somos.
Dice que no quiere debate político ni crispación pero en el momento en el que Castilla-La Mancha diga que quiere gestionar el agua del Tajo, Murcia se opondrá, ya se ha visto en otras ocasiones.
La madurez tarde o temprano tendrá que llegar al debate. Aquí necesitamos el agua cada día más.
¿Y cómo se explica esto a Murcia? ¿o a Asaja-Murcia, sin ir más lejos?
Yo no tengo que explicarle nada a Asaja-Murcia, nosotros tenemos que poner en valor lo que somos y lo que tenemos. Lo importante del agua del Tajo es el Tajo y los ciudadanos de aquí, no Murcia.
Pues ha ganado la ‘batalla’ hasta ahora…
Pero eso no puede seguir siendo así, nosotros tenemos unas necesidades que tenemos que cubrir.
Ahora que Extremadura, CLM y Murcia están gobernadas por el PP, ¿cree que el Tajo medio puede ser una pieza más en el debate?
Los experimentos, con gaseosa. Yo lo que le diría a nuestro Gobierno es que vamos a administrar lo nuestro y luego nos entendemos con los demás.

No puede ser que en el Guadiana haya un extremeño presidiendo la Confederación Hidrográfica. El plan de cuenca del Guadiana es muy importante para Castilla-La Mancha y no me fío, él es de Extremadura y no va a hacer nada que atente contra los intereses de Extremadura. ¡Nosotros debemos ser los que administremos el agua a Castilla-La Mancha! (y lo enfatiza golpeando la mesa).
Asaja ya a dicho que acata la supresión del Consejo Económico y Social (CES), del Consejo Regional de la Competencia (CRC)… ¿Sobraban, eran gastos superfluos?
Es que yo no sé cuánto costaba el CES o la Comisión de la Competencia, ni abogamos por su desaparición ni por su permanencia. No tenemos nada que decir, el pueblo de Castilla-La Mancha ha hablado y ha dicho que las propuestas de María Dolores Cospedal son las que tienen que gobernar esta Región. No hay más que decir, es un debate estéril. Ahora Asaja, como organización profesional agraria muy representativa que es, planteará un marco de diálogo estable, poniendo en valor lo que representamos cada uno.
Cuando se creó el CES nos tuvimos que pelear para estar siempre en la mesa y ahora, que no hay CES, yo quiero una interlocución con el Gobierno, que el marco lo dedica él. Estoy convencido de que vamos a tener este espacio de diálogo porque representamos a más de 40.000 personas, estamos haciendo un papel social relevante y nos hemos puesto a disposición del Gobierno que ha ganado las elecciones, es con quien tenemos que sacar las cosas adelante.
Pero como miembro del CES o usuario del CRC y del Defensor del Pueblo, ¿cree que estos organismos han sido eficaces?
A nosotros nos han tratado bien, hemos hablado y nos hemos reunido. Posiblemente en la CRC hayamos tenido más reuniones que nadie, porque le hemos llevado más temas que nadie, pero el resultado final… siempre pierde el sector Primario, ya lo decía en una entrevista el año pasado mi compañero y presidente de Asaja nacional, Pedro Barato. El Gobierno es quien tiene que valorar si se suprimen o no estos organismos y ya lo ha hecho, no es ni bueno ni malo ni regular. Respecto al Defensor del Pueblo, hemos tenido una reunión o dos con él, le hemos contado nuestros problemas y esos problemas han sido trasladados a Madrid.
De sus palabras se deduce que no va a perder un instrumento…
(Interrumpe) Si yo tengo un instrumento para usarlo lo uso, si me lo quitan busco otra vía de interlocución con el Gobierno, con toda la fuerza del mundo para defender lo único para lo que estamos aquí, los intereses de los agricultores. Estoy convencido de que la interlocución no la voy a perder con el gobierno. Además, me parece inaceptable el comportamiento que se está teniendo con el presidente de la CEOE regional, no ha dicho ni más ni menos que acata lo que ha dicho el pueblo, porque eliminar el CES iba en el programa de quien ha ganado las elecciones.
El derecho al pataleo es legítimo.
Es que no estamos para pataleos, la situación es difícil y hay que arrimar el hombro.
María Luisa Soriano es la nueva consejera de Agricultura. ¿Cómo son sus relaciones?
Llevamos muchos años todos y ha habido mucha fluidez siempre con ella. Lo que le hemos planteado es que tiene que definir bien su interlocución y que tiene que dotarse de un buen equipo técnico, porque la gestión de la Consejería es vital. Se están gestionando más de 3.000 pagos y eso es muy complicado de llevar a cabo. Nosotros nos ofrecemos a ser una entidad colaboradora eficaz. Cada expediente es una persona, hay un problema o una solución detrás, y son miles.
En España y en Castilla-La Mancha no hay, como se dice coloquialmente, ni un duro.
Eso dicen.
¿A los agricultores les pueden llegar recortes?
Yo espero que ni en las políticas comunitarias ni en las políticas nacionales y regionales haya un solo recorte. No sé de donde se tendrá que recortar, nosotros estamos dispuestos a hacer todos los sacrificios que hay que hacer siempre que no afecten a la renta de los agricultores. A través del Gobierno nacional y del regional llegan 300 millones a Castilla-La Mancha, ¿quitamos los seguros agrarios? ¿La agrupación de defensa sanitaria? ¿El mantenimiento de las razas autóctonas? Aquí no se trata de que el sueldo de alguien sea útil o no, se trata de unos derechos que se ha ganado el agricultor, que están siendo útiles a la sociedad y que están generando riqueza.
Los asentamientos ilegales de temporeros vuelven a ser noticia en la Región…
Siempre que pasa esto nos miran a nosotros, porque alguien se ha ocupado de criminalizar a los empresarios agrarios, sobre todo aquellos que no tienen responsabilidad o no quieren asumirla, pero un asentamiento es un problema de orden público y quien no entienda esto es que tiene mala fe. ¡Qué vaya la gente a las oficinas de Asaja a ver si ve a alguno de nuestros agricultores no contrata debidamente a sus trabajadores! Somos los que más gente contratamos en las campañas agrícolas, con diferencia de los segundos.
Pero parecía que Asaja y los sindicatos habían llegado a un entendimiento en materia de contrataciones agrarias con la delegación.
¿Qué tenemos que ver nosotros en un asentamiento? En nuestras oficinas contratamos y si se juntan 300 tíos con chicotes y chicotas dejados a la mano de Dios nosotros no tenemos la culpa, es un problema de orden público. Como tampoco tenemos la culpa de que llegue un desaprensivo y monte a 20 en una furgoneta para trabajar sin contratos. Insisto, que revisen la documentación en Trabajo y vean cuántas altas en la Seguridad Social gestiona Asaja y cuántas los demás.