Juan Valero de Palma: «A los culpables de secar el Júcar se les compensa y a las víctimas no»

El líder de USUJ se muestra preocupado ante los primeros problemas de falta de agua en el Júcar y la necesidad de un riego de emergencia. Juan Valero de Palma achaca la situación actual no sólo a la "sequía coyuntural", sino al "crecimiento de las demandas en el Júcar por encima de los recursos".

José Sierra, Valencia
-¿Es cierto que ya han aparecido los primeros problemas de falta de agua en el Júcar?
-Ya estamos teniendo en este momento una situación preocupante en zonas de Algemesí y Albalat en las que se han caído las hojas y tienen problemas de salinidad en el terreno. Hace falta un riego urgente. Y es posible que en otras zonas de la Acequia Real del Júcar también aparezcan problemas. Es urgente regar y si se puede hacer un riego de emergencia.
-Tendrán finalmente que renunciar a determinados cultivos…
-Seguro. Existe ya un problema grave con los regantes de cosechas bajas de la Acequia Real del Júcar. La falta de agua hace que los turnos de riego se alarguen a 20 y 40 días y así es imposible plantar sandías, lechugas y otros productos que hay que regar cada 15 días como máximo. Como no podemos dar todavía dos turnos de riego diferentes, porque no habría eficiencia y surgirían unos conflictos tremendos, hay muchas hectáreas que no van a tener cosechas de verano y son precisamente los agricultores los que viven de la tierra, los que más van a sufrir esta sequía.
-¿De cuánta agua disponen?
-La oferta de la CHJ, respetando el abastecimiento de Albacete y el área de Valencia, además de los caudales medioambientales, pone a disposición de los regantes todo el volumen de agua disponible, pero en el caso de USUJ, en concreto de los regadíos tradicionales del Júcar, es de sólo 237 hectómetros cúbicos frente a una asignación del Plan Hidrológico del Júcar de 725. Y es posible que todavía haya más recortes. Así resulta imposible regar con  normalidad. Se renuncia a las cosechas bajas, hay pérdida de calibre, pérdida de cosecha y en situaciones límites, de arbolado.
-¿Cuando hablamos de sequía en el Júcar hablamos de que no llueve o de algo más profundo?
-La CHJ nos da como razones de esta situación la falta de precipitaciones y de entradas en los embalses y nosotros contestamos: es verdad que no llueve y tenemos los peores registros de precipitación que hemos tenido nunca, pero la realidad que sufrimos es consecuencia de que han crecido las demandas en el Júcar por encima de los recursos existentes como hemos venimos advirtiendo a la confederación en los últimos 40 años. Estamos en una situación de déficit estructural unida una sequía coyuntural.
-¿El Convenio de Alarcón es el peor negocio que han hecho nunca los regantes del Júcar?
-El convenio fue la clave imprescindible para firmar el Plan Hidrológico del Júcar de 1997 de forma consensuada. Si no se firma el convenio no se podría utilizar el agua del Júcar para el suministro de Albacete y para el resto de los usuarios. El consenso no hubiera sido posible. El convenio está bien diseñado y pensado. Quiero decir que el actual equipo de la CHJ, probablemente el mejor que hemos conocido nunca, ha hecho un esfuerzo por aplicar el convenio pero ya en 2001 surgió la primera discrepancia sobre cómo se interpreta la curva de reserva a partir de la que todo el agua depositada en el embalse se reserva para los regantes tradicionales del Júcar, lo que representa una garantía de dos años en nuestros regadíos. Y esa curva, según el convenio, es el agua acumulada en Alarcón y no en la suma de todos los embalses del Júcar que es la que interpretó el Gobierno entonces y aplica también la actual confederación.
-Y además les prometieron la modernización y tampoco ha llegado, al menos en su integridad. Parecen demasiadas puñaladas a cambio de ceder un embalse como el de Alarcón…, ¿no?
-El convenio cifraba la curva en 270 hm3 en Alarcón. En estos momentos, si se extiende esta reserva a todos los embalses y a los acuíferos estamos por encima de la curva de reserva mientras nosotros sólo tenemos el 50% y esa es la mejor demostración de que se está interpretando mal. En la peor situación posible para nosotros resulta que estamos por encima de la curva de reserva.
-¿Se arrepienten?
-No, pero vamos a reclamar que se aplique correctamente la curva de reserva de Alarcón y que se cumpla íntegramente tanto en la curva como con el convenio de modernización de los regadíos.
-Pese a la evidente falta de caudales, la Generalitat y los usuarios del Vinalopó reclaman todavía el agua del Júcar en Cortes o en Antella, antes de las tomas del regadío tradicionalÉ
-Sobre el trasvase Júcar-Vinalopó el PHJ dice dos cosas: que se darán caudales sobrantes, y subrayo lo de sobrantes porque en el río Júcar no existen y si hay están solo en el azud de la Marquesa. Además, el PHJ exige que se haga un plan de explotación del Júcar y para el Júcar Vinalopó de modo que el agua trasvasada no perjudique las garantías del resto de usuarios de la cuenca. La única toma que cumple con lo previsto en el PHJ, y sólo gracias a que se consideran los caudales de 50 años y no los que están llegando en la última década por el río, es la del azud de la Marquesa.
-Sin embargo da la sensación de que han dejado muy solo al presidente de los regantes de Sueca, Pepe Fortea, mientras ustedes no levantaban la voz para no molestar a la Generalitat…
-Siempre hemos respaldado a Pepe Fortea. Siempre. Todos los presidentes de USUJ. Ademas, USUJ siempre se ha pronunciado inequívocamente: en el momento en el que estábamos en el debate para hacer el PHJ y en la comisión de estudio en el ministerio. Siempre hemos dicho que el agua está en la Marquesa: lo que no hemos entrado nunca es en la batalla política porque procuramos mantener nuestra independencia ante el uso electoral del agua que hacen todos los partidos.
-¿Apoyan las indemnizaciones a los regantes?
-Nosotros hemos apoyado las Opas que se han  hecho por parte de la CHJ en la Mancha oriental con el objetivo de mantener el caudal de agua en el Júcar y evitar que se quede en seco, aunque no acabamos de entender que vayan dirigidas a los regantes de Albacete, que son, con su explotación no sostenible del acuífero, los responsables de este desastre. Aguas abajo hay usuarios que sí tienen concesión administrativa y son víctimas y perjudicados por ésta explotación del acuífero. Con una diferencia: aquí a los culpables se les compensa económicamente y a las víctimas no.
-Justificado en el medio ambiente
-Si hablamos de medio ambiente, no regar aguas abajo genera perjuicios evidentes para la Albufera y su medio ambiente. Es una situación discriminatoria y claramente injusta que los regantes que no pueden hacer cosechas bajas de verano por falta de agua. La última OPA pagará en la Mancha a quienes no hagan cosecha de verano. Aquí no se va ha hacer. Hemos pedido a a CHJ que prepare una OPA para quienes no tienen culpa de que el Júcar se quede en seco y perjudique a la Albufera y a nuestras cosechas.
-¿Qué dicen sus bases?
-Pues nuestras juntas locales andan muy revolucionadas. Nosotros nos limitamos a repartir la escasa agua que nos da la CHJ. Si hubiéramos empezado a regar hace mes y medio como es normal y nos pedían algunos en julio se hubiera acabado el agua.

Cerrar menú