La diputación de Alicante prosigue en solitario su pugna por el trasvase pese al fallo del TC

 La diputación mantiene viva su reclamación de 90 hectómetros cúbicos de agua del Ebro pese a la reciente sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que desestima el recurso del Consell contra la derogación del trasvase.
Fuentes de la institución provincial trasladaron a este diario que la sentencia del TC no altera la posición de la diputación, que está a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente responda al recurso interpuesto hace más de un año contra la negativa a un minitrasvase del Ebro a la provincia. La entidad que preside Javier Moliner insiste en que el caso de Castelló es singular, al formar parte de la cuenca y aportar caudales al Ebro. No concretaron, en cambio, si se abrirá la vía judicial en caso de que el Gobierno mantenga su posición y deniegue el minitrasvase.
En las alegaciones presentadas por la institución provincial se hizo especial hincapié a la vigencia de los artículos 12, 14, 15 y 20 del Plan Hidrológico Nacional en los que se contempla que podrán llevarse a cabo transferencias de recursos hídricos entre ámbitos territoriales de distintos planes hidrológicos de cuenca. El recurso, además, admite que se requeriría una modificación legislativa, pero argumenta que el gobierno se encuentra perfectamente habilitado para realizarla. Otra de las alegaciones se centra en la situación del canal Segarra-Garrigues, que contempla transformar en superficie regable más de 72.000 hectáreas, siendo la mayor actuación hídrica de dicho tipo en todo el ámbito de la planificación hidrológica nacional. Dicha infraestructura se ha mantenido después de la modificación del Plan Hidrológico Nacional.
El argumento central de la diputación es que la provincia de Castelló aporta recursos y, por tanto, tiene derecho a beneficiarse de una transferencia hídrica. Un informe la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) señala que Castelló ocupa 851 kilómetros cuadrados de la cuenca del Ebro, lo que equivale aproximadamente al 1% del total, que es de 85.570 kilómetros cuadrados. La CHE aportó con carácter orientativo los datos registrados en una estación de aforos del río Bergantes (en la cuenca del Ebro) emplazada en Zorita, aunque advirtió de que no toda el agua que recoge la citada estación de aforos proviene de la provincia de Castelló, ya que hay una parte de la cuenca del Bergantes que fluye desde la provincia de Teruel. En todo caso, cifra la aportación de Castelló al Ebro, a través del Bergantes, en 32,5 hectómetros cúbicos anuales, según recogen los datos estadísticos de los últimos años. Por tanto, el volumen que pide la diputación no se corresponde con el peso de Castelló en la cuenca del Ebro. La entidad provincial reclama un trasvase anual de 90 hectómetros cúbicos, el triple de lo que aporta Castelló a través del río Bergantes.