La Mancha Oriental cree que la reforma de la Ley de Aguas se queda «corta»

Tras haber evaluado con detenimiento los recientes cambios en la Ley de Aguas, aprobados por el Consejo de Ministros, la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental (Jcrmo) les ha puesto nota. Y la calificación, por boca de su presidente, Francisco Belmonte,  «es insuficiente; por poco, pero es insuficiente».
Dentro de las medidas que le parecen bien a los miembros de la Jcrmo del Real Decreto que modifica la Ley 1/2001, los programas de actuación para velar por el buen estado de las masas de agua;  la aplicación práctica del principio de recuperación de costes incluido en la Directiva Marco del Agua; el nuevo sistema de cesión de derechos en el Alto Guadiana, o la forma en que se podrán convertir derechos privados en concesiones administrativas.
Pero también hay otras que no le parecen tan bien. Y algunas de ellas afectan de lleno a la Jcrmo. Por ejemplo, en lo tocante a las medidas para velar por el buen estado de las masas de agua, preocupa  un aspecto práctico, quién decide qué masas de agua están en buen estado, y cuáles no.