La región busca apoyos en Bruselas para salvar las ayudas agrarias

La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, vuelve «aliviada» de su visita de dos días a Bruselas, donde ha podido reunirse con los máximos responsables de la Unión Europea en materia de Agricultura y con los europarlamentarios que llevan los temas agrarios. «Hemos visto con alivio cómo se está defendiendo la ficha financiera y hay que mantener el Presupuesto de las políticas agrarias, sino esta reforma será difícil de llevar adelante», expresó ayer desde la capital belga.  
Ahí está el quid de la cuestión. Bruselas quiere implantar una reforma de su Política Agraria con algunos puntos que podrían perjudicar al campo de Castilla-La Mancha y, en cambio, no lo compensa con el presupuesto. Soriano explicó ayer que la UE plantea un «cambio de filosofía», que consiste en pasar de los derechos históricos a una tarifa plana. «Se sustituyen unos derechos históricos por unas ayudas a la hectárea», expuso, «si no hay detrás un Presupuesto que lo pueda sostener y apoyar a nuestros agricultores, difícil será poder abordar la reforma».  
Lo mismo ocurre con lo que ya se conoce como el greening o el ‘verdeo’. Soriano recalcó que los cambios traen consigo un «componente verde que supone encima una mayor exigencia en los requisitos para agricultores y productores». La consejera argumenta que «lógicamente hay que compensarlo» y por eso cree que es sensato pedir que se mantenga el presupuesto, que de por sí sería ya una reducción, porque cabe esperar que elIPC siga subiendo. «Europa tiene que defender a su sector primario», enarboló Soriano en Bruselas.
Soriano denunció que «no es asumible la propuesta última de Van Rompuy con esos recortes tan drásticos en la PAC». Reconoció que la negociación está en un «momento crítico» aunque a la vez mostró cierta esperanza. Confirmó que España y Castilla-La Mancha parten de una «posición mejor» después de la pasada Cumbre. «Se ha hecho un buen trabajo por parte de todos, sobre todo de Rajoy, defendiendo a España y al campo español», apuntó Soriano.  Además confía en que la situación vaya a mejor después de haber oído la opinión de varios europarlamentarios. Y es que esta vez la Cámara tiene voz y voto en los Presupuestos.

Región de transición.

Otra de las aristas que tienen los Presupuestos y que afectan directamente a Castilla-La Mancha es la creación de una nueva tipología de región, que ahora se denominaría de «transición», por la que la Comunidad no va a perder todos los fondos que percibía hasta ahora, a  pesar de que su renta haya creciendo en comparación con la media europea. El eurodiputado alcarreño del PP Luis de Grandes, toda una referencia en Bruselas y Estrasburgo, explicó que «sin esa nueva nomenclatura o invento de las regiones de transición, dejaríamos de recibir fondos». Calculó que serían unos 1.500 millones de euros, en comparación con los 2.500 recibidos hasta 2013. De Grandes confía en que los socios europeos traten de «compensar» a España por el esfuerzo que está haciendo para reducir el déficit.
Recalcó que «la presión y el diálogo es el fundamento de la negociación en Europa». Confía que esta táctica dé buenos resultados. «Tengo esperanzas, terminaremos el partido con un mejor resultado», expresó. La eurodiputada de Ciudad Real del PP, Pilar Ayuso, también prevé «negociaciones largas y duras». Espera asimismo que el Parlamento rechace la propuesta de Rompuy.