Lagunas para verlas… y cuidarlas
Lagunas para verlas... y cuidarlas

Lagunas para verlas… y cuidarlas

La afluencia de visitas y los vertidos de la depuradora de Pétrola pueden afectar a la nidificación de las aves

Los ecologistas piden que se vigilen las extracciones ilegales en acuíferos

Lagunas para verlas... y cuidarlas

Con el cielo despejado y una temperatura idónea para ello, decenas de personas se olvidaron del coche y pasaron el día entre lagunas y aves para conmemorar el día mundial de los humedales, que se celebró el pasado día 2 de febrero.

Ayer, los senderistas pudieron disfrutar de varias especies de patos, fochas, zampullines buceadores, cormoranes, una pareja de grullas y, sorprendentemente, hasta gaviotas.

Desde la laguna de Pétrola, una de las más conocidas de Castilla-La Mancha, el grupo se desplazó hasta Corral Rubio, donde también existen varias zonas de humedales que cuentan con otras especies, como ánsares.

Cuidar la sobreexplotación

El caudal de las lagunas es bastante bueno, debido a las lluvias del invierno, pero las asociaciones ecologistas recuerdan que no se puede dejar de trabajar en ello. José Julio del Olmo, de Ecologistas en Acción, afirmó ayer que «los años de sequía volverán» y por tanto, hay que cuidar la sobreexplotación de los acuíferos y la contaminación derivada de los usos agrícolas. «Por encima del beneficio económico de unos cuantos, porque son pocos los que se benefician de la agricultura extensiva, está el bien común de conservar estos ecosistemas. Tanto como reserva de fauna, pero también de agua dulce para todos los ciudadanos, que en un futuro pueden necesitarlos», indicó del Olmo.

A pesar de que el nivel de explotación de los acuíferos no es tan elevado como en otras zonas de humedales de Castilla-La Mancha, David Cañizares, de la Sociedad Albacetense de Ornitología (SAO) advirtió que también se produce en Pétrola: «Detrás de la laguna hay varias áreas de regadío y una chopera que funcionaba con agua». Pero parece que los vecinos de la localidad, poco a poco, se va dando cuenta de que «la laguna es una fuente de riqueza y la cuidan más», indicó Cañizares.

José Julio del Olmo explicó que muchos agricultores «se han dado cuenta de que los supuestos beneficios no han sido tales, porque han perdido el agua que los mantenía y los beneficios económicos no han sido tantos porque los precios se han hundido en base a la superproducción y los excedentes». Por ello, propone que se mantengan los cultivos de regadío sólo en las áreas cercanas a los ríos.

Por este motivo, Ecologistas en Acción llama a las administraciones públicas, después de décadas de degradación, para establecer medidas adecuadas para la conservación y que «esto no dure sólo dos años».

La misma opinión mantienen desde la SAO, que ya ha realizado varias propuestas para regular el entorno de la laguna de Pétrola. David Cañizares resumió estas propuestas: «Crear observatorios nuevos para las aves, limitar el acceso a algunas zonas, pero lo básico es arreglar la depuradora». Cañizares explicó que la depuradora de la localidad no funciona bien y en muchas ocasiones se vierten las aguas sin filtrar directamente a la laguna.

Además, desde la SAO también proponen controlar la afluencia de gente, así como los baños, que se realizan con más frecuencia en primavera y verano y «puede afectar a la nidificación de las aves». Si se cumple, todos podrán disfrutar de estos pequeños oasis manchegos.