Magrama pide a empresas que escuchen a los regantes para mejorar las técnologías de riego

El subdirector general de Regadíos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Joaquín Rodríguez, ha instado hoy a las empresas dedicadas a las tecnologías de agua que «escuchen» la experiencia y la sabiduría de las regantes para poder desarrollar mejores tecnologías de riego.

En declaraciones a Efeagro tras su participación en la II Asamblea General de la Plataforma Tecnológica del Agua, donde moderó del debate científico-técnico «Riego Eficiente», Rodríguez ha remarcado que los agricultores suponen por su trabajo diario sobre el terreno «un pozo de experiencia y sabiduría».

Asimismo, Rodríguez ha subrayado que es tan importante hacer infraestructuras para el regadío como modernizar su gestión.

Por todo ello, ha apuntado que las nuevas líneas de actuación del Ministerio de Agricultura en relación al regadío harán hincapié en poner en valor toda la inversión realizada hasta la fecha en modernización de regadíos.

Durante la sesión, el catedrático de la Universidad Miguel Hernández, Ricardo Abadía, expuso la situación actual de las redes de regadío en España, resultado de los diferentes planes de modernización emprendidos y que han supuesto una inversión para el sector de 4.000 millones de euros para la mejora de 1,5 millones de hectáreas regables.

Abadía ha expuesto que el principal problema del regadío se basa en la total dependencia energética de unas infraestructuras que de 1950 a 1997 han reducido el consumo de agua por hectárea en un 21 %, hasta los 6.500 metros cúbicos, mientras que el gasto energético se ha incrementado un 657 %, hasta los 1.560 kilowatios/hora.

Por su parte, el investigador del Instituto Valenciano de Investigación Agraria Diego Intrigliolo ha lamentado que, pese a la eficiencia que se ha alcanzado en la captación y transporte del agua, se pierden en ocasiones recursos con su uso en parcela.

Para una aplicación más eficiente del agua en el campo, Intrigliolo ha destacado la existencia de nuevas tecnologías como los riegos de goteo subterráneo, los realizados por pulsos, los de precisión y los de déficit controlado.

Desde la Universidad de Almería, el catedrático Santiago Bonachela ha explicado el caso de los regadíos en los invernaderos, que consiguen alcanzar una mayor eficiencia productiva del agua que los que se encuentran al aire libre, por la menor evaporación de agua del suelo y su mayor grado de productividad.

En cualquier caso, Bonachela ha presentado algunas prácticas que harían más eficiente el regadío bajo cubierta, como es la reutilización del agua de los drenajes y la recogida de la lluvia o de la condensación.

El coordinador del grupo de trabajo «Riego eficiente» de la PTEA, Juan José Alarcón, ha presentado además un proyecto de investigación que engloba iniciativas para mejorar la eficiencia del riego.

En concreto, dentro de esta iniciativa -denominado «Eje Tractor»- se incluyen iniciativas como la puesta en marcha de sistemas de apoyo a la toma de decisiones en comunidad de regantes y establecimiento de equipos de telecontrol, la mejora en la eficiencia de programación del riego en parcela o el despliegue de redes de sensores que midan los parámetros establecidos previamente.

Asimismo, ampara medidas como el desarrollo de sistemas de riego más eficientes en el consumo de agua y energía.