Unas 900 familias se beneficiarán de las obras de emergencia en el trasvase

Un total de 900 familias de regantes de la zona de Los Llanos en Albacete, que cultivan unas 6.000 hectáreas, se verán beneficiados directamente por las obras de mejora en la infraestructura del trasvase Tajo-Segura realizadas por la Confederación Hidrográfica del Júcar por un montante total de 2,5 millones de euros.

Las obras, que fueron inauguradas ayer coincidiendo con la visita a la zona del presidente del organismo de cuenca, Juan José Moragues, supondrán para los usuarios de un total de nueve comunidades de regantes de la zona una considerable mejora en la captación del agua, que llega a través del acueducto desde el embalse de Alarcón hasta Los Llanos, correspondiente a la sustitución de bombeos, es decir a la sustitución de recursos subterráneos por superficiales. Ahora la modificación realizada permitirá que los regantes puedan usar los 39,4 hectómetros cúbicos de la primera fase de la sustitución de bombeos.

En el marco de esa sustitución en su día se realizaron en esta zona, a lo largo de 21,6 kilómetros del trasvase, siete tomas de riego, convertidas en diez ya que tres de ellas se desdoblan, para dar servicio a las nueve comunidades de regantes en cuestión.

El problema, al que ahora se ha puesto solución con las obras llevadas a cabo, era que en ocasiones, resultaba complicado poder tomar el agua concedida. Esto sucedía así dependiendo del caudal de agua que circulase por el trasvase.

A veces el nivel del mismo, según apuntaron, era insuficiente y por tanto se producían serias dificultades para que el agua pudiese llegar a las tomas desde las que posteriormente se distribuye ésta a los campos de los Llanos.

Con imaginación y recursos rudimentarios, tal y como ayer reconoció a pie de campo el propio Moragues, los agricultores solventaban como podían la situación desde hace años. «Se resolvía de una manera casera, poniendo una serie de ‘ata guías’ en el canal recreciendo la lámina de agua para tomar», explicó el jefe de área de la Dirección Técnica de Obras de la Confederación del Júcar, Santiago Mellado.

El año pasado el presidente de la Comunidad de Regantes Príncipe de España (que aglutina a las nueve comunidades de Los Llanos), Juan Marcos Jiménez, más conocido en la zona como Herminio, mostró a Moragues, en la obligada visita que realiza éste a Albacete durante la Feria, las fotografías que ilustraban cómo los agricultores hacían frente al problema. Ayer Jiménez se mostró muy agradecido por lo que estas obras suponen.

La actuación, declarada de emergencia por el Ministerio de Medio Ambiente, se ha desarrollado desde enero. Las obras incluyen la instalación de rejas automáticas en las tomas que disponen, cada una de ellas, de una compuerta mural estanca que da paso a la conducción que abastece a las balsas de regulación. Estas conducciones se han ejecutado en acero inoxidable y son accionadas eléctricamente.

El conjunto de los equipos instalados en cada toma quedan vallados con tela metálica galvanizada dispuesta sobre postes metálicos de dos metros de altura. Las obras se han completado con la adecuación del entorno y pavimentación del camino así comola colocación de una barrera de seguridad.

También se ha ejecutado aguas abajo de la toma de los Aguijes, un aliviadero dentro del canal para mantener aguas arriba la lámina de agua suficiente para posibilitar los caudales en cada una de las diez tomas de agua para riego.

Inversiones

Por otra parte, Moragues se refirió a otros de los proyectos pendientes con la ciudad de Albacete tales como la próxima licitación de la segunda fase de sustitución de bombeos o el próximo inicio de las obras de la planta de ósmosis una vez superado el trámite medioambiental. «La única obra que está en licitación en toda la demarcación es de Albacete», señaló.

También recordó que en estos momentos se está ejecutando, por valor de tres millones de euros, una obra para paliar los daños de las avenidas entre Albacete y Cuenca.