Valcárcel, sobre la división de cuencas propuesta por Barreda: «Éramos pocos, y parió la abuela»

La pretensión del Gobierno de Castilla-La Mancha de que el Ejecutivo murciano asuma la gestión de la cuenca interna comprendida entre San Pedro del Pinatar y Águilas, sólo es, para el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, «una manera más de enredar».

El presidente de la Comunidad se refirió con sorna a la propuesta de Barreda: «Éramos poco y parió la abuela», sentenció provocando la risa de los regantes y autoridades que se dieron cita ayer en Blanca. «Es mejor dejar las cosas como están», dijo Valcárcel, quien advirtió de lo «peligrosa» que puede resultar esta idea. «Con las cosas de comer y de beber no hemos de jugar», apostilló en referencia a la noticia publicada el viernes por’ La Verdad’.

La eficiencia de los regantes murcianos fue expuesta por Valcárcel ante la ministra con entusiasmo: «La agricultura regional es la que menos agua consume de toda España, y los regadíos murcianos son uno de los mejores ejemplos en la gestión y uso eficiente de los recursos», detalló. En su opinión, las obras de mejora de regadíos «facilitan nuevos instrumentos a la agricultura. En Murcia la reutilización del agua es una realidad patente y el uso de los recursos hídricos no puede ser más óptimo; seguimos aprendiendo, hasta ser alumnos aventajados y enseñar a los que vienen a estas tierras».

El presidente argumentó ante la ministra que «no es posible prescindir del agua porque el agua no la bebe el agricultor, sino que la comemos en forma de frutas y hortalizas, ya que Murcia exporta agua y solidaridad a otros territorios en forma de productos agroalimentarios».