Cospedal admite que si sobra agua puede ir a otras comunidades

La presidenta de Castilla-La Mancha reclama prudencia a la hora de utilizar expresiones como "trasvase sí o trasvase no" e insta a no se haga demagogia con el agua

EFE La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha pedido hoy que no se haga demagogia con el tema del agua y se ha mostrado convencida de que, al igual que otras ocasiones, se puede lograr un acuerdo en esta materia con el PSOE.

Cospedal ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa tras entrevistarse en el Palacio de La Moncloa con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, a quien ha expresado la voluntad de su comunidad de colaborar en el diseño de un nuevo plan hidrológico nacional. En este sentido, ha destacado que el Gobierno regional, al igual que otras comunidades, está trabajando de manera «activa» con el Ejecutivo central en esta cuestión.

Ha explicado que durante treinta años el Gobierno socialista en Castilla-La Mancha «apenas» apostó por la planificación hidráulica y por obras para aprovechar el agua que pasa por la comunidad. Para ilustrarlo, ha puesto como ejemplo que de cada cuatro litros de agua que discurren por la región, uno se pierde. Aunque siempre se identifica a Castilla-La Mancha con el trasvase Tajo-Segura, la presidenta autonómica ha recordado que hay otras cuencas y cauces hídricos que hay que regularizar, como el plan del Alto Guadiana o el programa de regadío del Júcar.

Cospedal ha insistido en que en caso de sobrar agua, puede ir a otras comunidades, pero también Castilla-La Mancha puede disfrutar del agua que discurre por su tierra.

Ha reclamado prudencia a la hora de utilizar expresiones «a mayores» como «trasvase sí o trasvase no» y ha rogado que no se haga demagogia con el agua en Castilla-La Mancha porque ahora es el «momento de poner soluciones». «Si hacemos menos demagogia y nos ponemos a trabajar, podemos lograr muchas cosas», incluido un acuerdo con el PSOE, ha concluido la presidenta autonómica.