La Comisión de Agricultura del Partido Popular de Albacete analiza el nuevo marco financiero de Ayudas directas y Desarrollo rural y su repercusión en la región

La 1 de Agricultura del 2 de Albacete, presidida por 3, se ha reunido para analizar el nuevo marco financiero plurianual 2014-2020 de Ayudas directas y Desarrollo rural, así como la posición mantenida por el 4, 5 en las negociaciones y la repercusión que tendrá para el sector agrario de Castilla-La Mancha.

Durante el encuentro mantenido, los miembros de la Comisión han valorado positivamente que gracias al gran esfuerzo llevado a cabo por el ministro 6 durante la negociación, España mantendrá el presupuesto agrícola para este nuevo periodo al conseguir el 98 por ciento de los objetivos a precios corrientes.

Concretamente, con datos de 7, nuestro país va a recibir en concepto de ayudas directas un total de 35.705 millones de euros, lo que supone un 0, 8 por ciento más con respecto al marco financiero actual, así como 8.291 millones de euros para el Desarrollo rural, es decir, un 3 por ciento más que en el presente periodo.

De este modo, se ha conseguido un incremento de la participación en agricultura en el presupuesto comunitario del 39 por ciento, cuando la propuesta inicial de la comisión era del 37 por ciento, por lo que el campo español recibirá 520 millones de euros más de lo previsto gracias a la negociación encabezada por el ministro Arias Cañete, cumpliendo de este modo los objetivos planteados en la Conferencia Sectorial de Agricultura de las Comunidades Autónomas.

A nivel regional, la Comisión de Agricultura del 8 ha puesto de manifiesto la importante repercusión que tendrá para Castilla-La Mancha el reparto interno del presupuesto comunitario entre todas las comunidades autónomas, al considerar que la región se verá beneficiada y reforzada por los criterios de convergencia que favorecen a las autonomías con menor renta per cápita, consiguiendo de este modo inversiones importantes, así como el mantenimiento del nivel de rentas y la creación de empleo en el mundo rural.

En este sentido, desde el Partido Popular confían en que la región consiga sus objetivos en el reparto interno que se lleve a cabo en España, jugando la diferenciación de sectores productivos y el mantenimiento de la superficie asumible un papel decisivo en este asunto.

Además, los populares han valorado positivamente el hecho de que se permita en el nuevo marco se permita el trasvase de fondos entre ayudas directas y desarrollo rural, y viceversa, de hasta un 15 por ciento, en el nuevo marco, ya que de esta forma se podrán destinar ayudas a aquellos que más lo necesiten.

En relación al Desarrollo rural, han analizado la aprobación de la medida ‘n+3’ que contempla el incremento de dos a tres años para la realización de los proyectos que se financien con estos fondos, evitando así que se pierdan ayudas.

En el transcurso de la Comisión de Agricultura, también se abordaron otros asuntos de especial relevancia como los pagos en Ayudas directas; pago base por hectárea, pago “verde” para jóvenes agricultores, así como pagos asociados a sectores desfavorecidos o zonas con desventajas.

En este sentido, los miembros de la Comisión valoraron positivamente la demanda de flexibilidad interna dentro de cada país para el reparto de los fondos por la diversidad de producciones existentes dentro de Castilla-La Mancha, así como el hecho de establecer límites al pago base de forma que no se perjudiquen los sectores más productivos, y que el pago “verde” no afecte o lo haga en la menor medida posible a la renta de los agricultores.

Otro de los temas tratados, fue el de la superficie admisible nacional con derecho a ayudas. En este asunto, la Comisión llegó a la conclusión de que se deben mantener los 22 millones de hectáreas admisibles, al considerar que aumentar esta cifra hasta los 38 millones de hectáreas supondría un grave perjuicio para la agricultura productiva de Castilla-La Mancha, afectando negativamente al empleo rural.

Del mismo modo, el Partido Popular de Albacete considera que el sobre nacional de ayudas acopladas debe ir destinado a aquellos sectores más perjudicados de la región como el ganadero.