La Plataforma del Tajo insta a un cambio radical en la gestión del río

La Plataforma de Toledo en defensa del Tajo ha instado a un cambio «radical» en la gestión del río al hilo del manifiesto aprobado en las IV Jornadas por un Tajo vivo que se han celebrado en Rivas (Madrid) con la presencia de una veintena de organizaciones procedentes de toda la cuenca del Tajo.

Las jornadas sirivieron para repasar la situación del río en distintas partes de la cuenca y para identificar las amenazas y los retos del Tajo además de plantear estratégicas para los próximos meses.

Las jornadas, que se celebraron recientemente, organizadas por la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo contó con la asistencia de una veintena de organizaciones de toda la cuenca del Tajo, desde su cabecera en Cuenca y Guadalajara hasta Portugal, incluida la Plataforma de Toledo en defensa del Tajo.

Las organizaciones asistentes exigieron la publicación del borrador del Plan de Cuenca del Tajo, que lleva algo más de un año de retraso sobre el plazo exigido por la Unión Europea.

Estos colectivos reivindicaron un «cambio radical» en la gestión del Tajo y un Plan de Cuenca que permita la recuperación ambiental de los ríos para garantizar las necesidades sostenibles a medio y largo plazo y el disfrute de los ríos por parte de los ciudadanos de la cuenca.

Las organizaciones denunciaron, de nuevo, la falta de caudal en el tramo principal del río, donde el 75% del caudal de cabecera se deriva al trasvase a la cuenca del Segura de tal manera que entre Aranjuez (Madrid) y Talavera de la Reina (Toledo) el 80% del agua que fluye son los vertidos «insuficientemente» depurados de los seis millones de habitantes de Madrid.

En las jornadas también se denunciaron las extracciones «excesivas» para regadío en los tramos medio y bajo del río, así como los desarrollos urbanísticos «descontrolados» en toda la cuenca que en ocasiones carecen de adecuados sistemas de depuración.