La UPA se suma al frente contra los pozos de sequía

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla la Mancha, hizo entrega ayer al alcalde de Hellín, Diego García Caro, de un documento instándole a que ordene el precinto de los pozos de sequía autorizados por la Confederación Hidrográfica del Segura.

Entregaron el documento el secretario regional de UPA, Julián Morcillo, el secretario provincial Julián Martínez y el comarcal, Pedro González.

La UPA, dijo Morcillo, considera que han desaparecido las circunstancias climatológicas que amparaban la apertura de pozos de sequía, puesto que la Cuenca del Segura se encuentra en unos niveles no alcanzados en los últimos cuarenta años.

Son trece pozos los autorizados -añadió- y el impacto medioambiental de las extracciones será irreparable, aunque los tribunales de Justicia diesen la razón, el mal ya está hecho, llevando el agua, añadió, a tierras que por el momento no la necesitan ante la que tiene los pantanos de cabecera, como Cenajo, Talave, Camarillas y Fuensanta.

Atropello

«Es un atropello -dijo Julián Morcillo- al que se está viendo sometida esta comarca, que parte del Gobierno de España, ya que con ciertas artimañas legales, se permite el trasvase de agua hacia otras cuencas de la parte alta del Segura.

Recibió a los representantes de UPA el concejal de agricultura y medio ambiente, Antonio Valero, el cual anunció la visita que el alcalde tiene prevista a la presidenta de la CHS, Charo Quesada, en la mañana de hoy jueves, con el propósito de que la presidenta cambie la postura sobre la apertura de los pozos.

Dijo Valero que la presidenta se ha encontrado con una gran papeleta, en su opinión no justificable. Para Antonio Valero, Fuentes Zorita (el anterior presidente) ha salido de la CHS «de la misma forma en la que duró su presidencia que fue mintiendo y poniendo trabas y obstáculos para el desarrollo de determinadas zonas de la cuenca, en concreto en Hellín y en la Sierra del Segura».

Añadió el concejal que la nueva presidenta debe escuchar al alcalde de Hellín e inmediatamente después, cambiar de postura y dejar sin validez esa decisión. Explicó que los servicios técnicos del ayuntamiento tendrán localizados los pozos y en su caso se podría proceder al cierre de los mismos.