Los embalses de la provincia carecen de planes de emergencia

La Junta de Comunidades ha confirmado, oficialmente, lo que fuentes de Protección Civil en Castilla-La Mancha ya habían adelantado a La Tribuna de Albacete : ninguna de las grandes presas y embalses de la provincia está lista para hacer frente a una emergencia en caso de rotura.
La confirmación está contenida en el Pricam (Plan de Riesgo de Inundaciones en Castilla-La Mancha) que entró en vigor recientemente. Según consta en el mismo, en Castilla-La Mancha, hay 54 presas; de ellas, sólo 12 tienen un Plan de Emergencia listo para aplicarse, si fuese preciso; y, de ellas, ninguna está en Albacete.
Recordar, tal y como se publicó en estas mismas páginas, que en Albacete hay 12 presas de gran tamaño; de ellas, 10 tienen un nivel potencial de riesgo A, el más alto de la escala, el que, conforme a la reglamentación vigente, presenta un mayor peligro para bienes y personas en caso de rotura.
La mayor parte de estas presas del tipo A se encuentran en el Alto Segura, la zona de España con mayor concentración de infraestructuras hidráulicas de este tipo. Los municipios afectados por esta situación son, sobre todo, Yeste, Nerpio y Hellín, donde se encuentran las de mayor tamaño.
Son, por ejemplo, Camarillas, El Cenajo, Fuensanta, Taibilla o el Talave. En julio pasado, la Dirección General de Protección Civil , dependiente del Ministerio del Interior, aún no tenía sus planes de emergencia para, a su vez, pasárselos a Protección Civil de Castilla-La Mancha, la encargada de aplicarlos en caso de situación de emergencia.
En esa fecha, Interior sólo tenía tres planes, y ninguno de ellos correspondía a alguna de las grandes presas de la provincia: Rambla de los Charcos, en Tobarra; Rambla de Bayco, entre los términos de Ontur y Fuenteálamo, y Rambla del Boquerón, en Hellín.
Pero, según consta en la documentación oficial del Pricam, esos planes, aún estando aprobados, tampoco se encuentran en manos de los responsables directos de su aplicación, los técnicos de Protección Civil de Castilla-La Mancha.
Según el listado incluido dentro de la documentación del Pricam, las 12 presas de Castilla-La Mancha cuyos planes de emergencia ya están en manos de los técnicos de Protección Civil en la región se encuentran en las provincias de Toledo, Ciudad Real y Guadalajara.
«Del resto de presas que deben desarrollar el plan de emergencias no se posee información -dice literalmente el documento- por lo que hemos de suponer que los planes se encuentran bien en fase de desarrollo, bien en fase de homologación por Protección Civil (estatal) o las Confederaciones Hidrográficas correspondientes».
El mismo documento subraya que un representante de Protección Civil de Castilla-La Mancha «forma parte de los Comités de Implantación de los Planes de Emergencia de las presas ubicadas en nuestra región», ya que los mismos deben incorporarse a los planes específicos de emergencia de la comunidad autónoma.