Los regantes de La Marina Baixa podrán gestionar el agua por satélite. Proyecto SIRIUS

La comarca alicantina es la segunda zona de España donde se implantará el sistema

El programa piloto está financiado con fondos de la Unión Europea

Los regantes y municipios de la Marina Baixa dispondrán de los datos recogidos por un satélite para mejorar la gestión del agua y planificar las medidas a adoptar para evitar los problemas hídricos. Esta comarca alicantina es una de las dos zonas españolas (la otra, también en la cuenca del Júcar, es una zona agrícola de la provincia de Albacete) que Bruselas ha escogido para el Proyecto Sirius, un programa piloto financiado por la Unión Europea que coordina desde hace un año la profesora de la Universidad de Castilla La Mancha, Anna Osann, al que también se han asociado la Diputación de Alicante y la Universidad Politécnica de Valencia.

La diputada del Ciclo Hídrico del Agua, Mónica Lorente, concretó que se había elegido la Marina Baixa porque ha conseguido encontrar “una solución integral al problema endémico e histórico” de la escasez gracias a la gestión del Consorcio de Aguas comarcal, que administra los recursos para una gran variedad de usos en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Según Osann, Sirius utiliza un sistema informatizado que se alimenta de los datos recogidos vía satélite para “generar mapas de necesidades hídricas y de consumo”. El programa permite anticipar y prever la evolución de la demanda, las necesidades y los problemas hídricos que puedan surgir “en caso de conflicto” y ante episodios de sequía.

El programa permite anticipar y prever la evolución de las demandas en periodo de sequía

En el programa se introducirán los datos que ha recabado la institución provincial hasta 2009. Y con las nuevas herramientas que integrará, se podrá “conocer en tiempo real la demanda agrícola y la recarga de los acuíferos”, afirmó la diputada. El reto es proporcionar información a los gestores del agua sobre cómo evolucionan los recursos y la demanda.

La prioridad del proyecto es la demanda de los sistemas agrarios, pero también prestará atención al abastecimiento urbano en los primeros sectores de la comarca, que son el turismo y el ocio.

El proyecto Sirius cuenta con un presupuesto de la Unión Europea del VII Programa Marco cercano a los 2,5 millones de euros y con la participación de un consorcio internacional de 18 socios de 12 países distintos en cuatro continentes.