Regantes de varias regiones se unen para luchar «por una gestión social del agua»

Regantes de varias comunidades autónomas han constituido la Federación de Asociaciones de Regantes de España (Areda España), que nace con la adhesión de 250.000 hectáreas, la mayor parte de ellas en Andalucía. Así lo explicó ayer a Efe el presidente de Areda España, Agustín Rodríguez, quien resaltó que cuentan con «contactos sólidos» que permitirán la integración de agricultores del regadío de Castilla-León, Extremadura, Castilla-La Mancha y la Región de Murcia. El depósito de los estatutos de esta Federación ha sido admitido por la Dirección General de Trabajo, según figura en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del sábado 4 de junio.

La Federación es mayoritaria en Andalucía, tras la integración de Areda Andalucía -con 220.000 hectáreas y más de 300 comunidades de regantes-, y representará a productores de cultivos hortícolas, olivar de aceite, aceituna de mesa, arroz y algodón, entre otros. Areda España suma agricultores de hortícolas en comarcas del Almanzora, Campo de Níjar, Roquetas de Mar o Pulpí (en toda la provincia de Almería cuenta con 45.000 hectáreas); del olivar de molino de Jaén y Córdoba; del arroz, el algodón y el olivar de mesa de Sevilla; y de cultivos en el área de Fuente de Piedra (Málaga).

Según destacó Rodríguez, Areda «trabajará para dar voz a los regantes que ahora no se ven representados por la otra Federación nacional (en alusión a Fenacore) y por la gestión sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental del agua» que, en su opinión, «es el principal valor para el campo, y no las ayudas públicas».