El Congreso aprueba por unanimidad el Real Decreto-Ley con medidas urgentes para paliar los daños por la sequía

El Congreso aprobó hoy por unanimidad la convalidación del Real Decreto Ley por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los daños producidos por la sequía en varias cuencas hidrográficas.

   En su intervención en el Pleno, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, subrayó que la norma es necesaria para lograr un «aprovechamiento óptimo» de los recursos hídricos, ya que incluye medidas en tres ámbitos de actuación como medidas excepcionales de gestión de los recursos hidráulicos; la regulación de las transacciones de derechos al aprovechamiento de agua y exenciones relativas a exacciones sobre disponibilidad del agua.

   La convalidación del Real Decreto Ley, según la titular del MARM, y su aplicación inmediata reducirá las pérdidas de agua, favorecerá la continuación de estrategias de gestión y control de la demanda e impulsará nuevas obras de modernización.

   La ministra explicó las consecuencias de las condiciones climáticas adversas del periodo 2004-2008, que han provocado una situación de bajo nivel de las reservas de los embalses para abastecimiento de población y de regadíos que, a 1 de diciembre, solo llegaba al 36 por ciento, frente a la media del 40 por ciento de los últimos diez años.

   Además, a pesar de las precipitaciones de los últimos días, las cuencas de los ríos Tajo, Segura y Júcar, están en una situación «más desfavorable», con reservas globales de apenas el 25 por ciento. También indicó que es «preocupante» el nivel de las cuencas del Duero, Guadiana, Guadalquivir y Ebro.

   Así las cosas, Espinosa reiteró que es «necesario» adoptar las medidas que se contemplan en el Real-Decreto Ley, para apoyar a los titulares de derechos de uso de agua para riego y abastecimientos, mediante la exención de las exacciones relativas a la disponibilidad de agua en el año 2008/2009, siempre y cuando hayan dispuesto en la pasada campaña de una  dotación de agua igual o inferior al 50 por ciento de la facilitada en un año normal.

   Asimismo, subrayó otras medidas incluidas en el Real Decreto Ley que, con carácter de urgencia, servirá para regular las transacciones de derechos de aprovechamiento de aguas, en especial en la cuenca de la Segura, para la reasignación voluntaria de dichos derechos, indicando que el intercambio de derechos de agua entre usuarios de diferentes cuencas, de manera que las cuencas excedentarias puedan aportar recursos adicionales a las zonas deficitarias con la consiguiente compensación económica a los cedentes, se ha manifestado como experiencia positiva en los últimos años.

MÁS ATRIBUCIONES PARA LAS CONFEDERACIONES HIDROGRÁFICAS

   Igualmente, para agilizar la gestión, la norma incluye la concesión de atribuciones a los gestores de las Confederaciones Hidrográficas para modificar temporalmente las condiciones de utilización del dominio público hidráulico, cualquiera que sea el título habilitante que haya dado derecho a esa utilización.

   La ministra indicó que el Gobierno seguirá impulsando obras de modernización de regadíos por un importe de más de 611 millones de euros, que serán ejecutadas por las Sociedades Estatales de modernización de infraestructuras de regadío (SEIASAS).

   Por otro lado, Espinosa explicó que, en relación con el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, «dadas las circunstancias excepcionales en las que se encuentra», se contempla conceder la exención de las exacciones relativas a la tarifa de conducción de las aguas de 2009.

   En el debate del plenario, la diputada del PP María del Carmen Quintanilla, expresó el apoyo de su grupo a la convalidación del Real Decreto Ley, al tiempo que criticó que el Ejecutivo está acometiendo ahora actuaciones previstas por el Gobierno del PP en 2001 que han sido «retrasadas o desechadas» desde 2004. «El Gobierno no tiene una verdadera política de agua en este país», aseguró. Por su parte, el diputado de CiU llamó al Gobierno a plantearse «algunas» cuestiones como el concepto de sostenibilidad «sin apriorismo y con seriedad».