El PE aprueba la vigilancia obligatoria de la presencia de fármacos en las aguas

El Parlamento Europeo ha ratificado su acuerdo con el Consejo para que el diclofenaco -fármaco presente en medicamentos anti-inflamatorios- sea catalogado como sustancia de obligada vigilancia en los anexos de la Directiva Marco del Agua y en la directiva que establece los estándares medioambientales que se deben cumplir en el ámbito de la política de aguas. Con esta nueva medida, los Estados Miembros estarán obligados a evaluar regularmente la presencia de diclofenaco en sus masas de agua de manera que, si se sobrepasan los límites de referencia, el fármaco pasaría a engrosar la lista de sustancias no permitidas.

   El eurodiputado socialista valenciano Andrés Perelló ha explicado que, «este acuerdo supone un paso más en la garantía de seguridad de nuestras aguas, nuestros peces y por tanto de la seguridad alimentaria. Ahora toca a los Estados cumplirlo y velar por la salud de los ciudadanos y por el Medio Ambiente».

    Según ha manifestado Perelló, «la presencia de restos de diclofenaco en peces del Xúquer y el Ebro nos demostró que era necesario regular determinados tipos de fármacos bioacumulativos que pueden llegar a dañar gravemente a los ecosistemas y a la salud de la población que depende de las aguas en las que se vierta».