Los acuíferos en ´buen estado´ descienden diez puntos en un año

J.SIERRA, VALENCIA Un 7,14 % de los acuíferos de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) se encuentra en una ‘mala’ situación después de que el último año, que no ha sido especialmente lluvioso, apenas haya contribuido a la renovación de las aguas subterráneas. Sin embargo, si se compara el índice de estado de los acuíferos valencianos en marzo con el que tenían el año pasado en la misma fecha puede constatarse una ligera mejoría.
Los que se encuentran en peor situación representan el 7,14 %, el mismo porcentaje que en 2011. Sin embargo, la proporción de acuíferos que están en situación ‘deficiente’, un escalón por debajo de los que están en peores condiciones, ha disminuido en relación al año anterior, pasando de ser un 16,77 % a representar el 8,33 %.

Por el contrario, los que se encontraban en situación ‘moderada’ han aumentado desde el 25 % al 36,9 % y los incluidos en una ‘buena’ situación han disminuido desde el 51,19 % al 44,05 %, según el informe elaborado por la CHJ.

Los acuíferos con alguno de sus piezómetros en ‘mala’ situación son los de la Sierra de Crevillent, Requena, Tibi y Ontinyent, y los de Albacete y Tarazona de la Mancha en la Mancha oriental.

La situación es menos optimista si se analizan individualmente los resultados obtenidos en los piezómetros y se comparan con los del año pasado. Amplias zonas de la Comunitat Valenciana y de la Mancha Oriental han empeorado significativamente (más del 5 % de reducción en el índice de estado) pese a que su estado en muchos casos no es todavía ‘malo’ o ‘deficiente’. En general, solo los acuíferos de la Marina y la Safor han tenido una evolución positiva en este año.

El informe se basa en los niveles observados en la Red Básica de Piezometría, que dispone de unos 90 puntos de control (pozos) en los que se realizan lecturas mensuales.

Para cada uno de estos piezómetros, donde existen lecturas que se remontan al menos a una década atrás, se ha calculado un índice de estado (Ie), que compara el nivel que existe en este momento respecto a la media de la serie histórica obtenida en ese mismo pozo del que se elimina mediante un tratamiento estadístico la componente estacional.

El valor obtenido €índice de estado€ va desde 0, que corresponde al mínimo valor histórico, y 1, que sería el máximo histórico. Según explican fuentes de la CHJ un Ie de entre 0 y 0,15 responde a una situación ‘mala’ o de ‘nivel rojo’; de 0,15 a 0,3 se incluiría en ‘nivel naranja’ o ‘deficiente’; de 0,3 a 0,5 sería una situación de ‘nivel amarillo’ o ‘moderada’ y de 0,5 a 1 se hablaría de un nivel ‘verde’ y una situación ‘buena’.