Comisiones Obreras denuncia el cierre de la oficina en Cuenca de la Confederación Hidrográfica del Júcar

Desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO-Cuenca han querido hacer pública una denuncia por el cierre desde el 20 de septiembre de la oficina que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente disponía en la céntrica calle Colón número 4, en el antiguo edificio de la Casa Cuna propiedad de la Diputación con la que se firmó un convenio para el uso de este espacio.

Una oficina donde un colaborador social, y cuando era preciso el personal propio de la Confederación, atendía no solo las consultas de usuario, sino que tramitaba todo tipo de solicitudes y permitía acceder a la información medioambiental relevante y así poder participar en los procesos de toma de decisiones de carácter ambiental.

Desde la FSC CCOO-Cuenca entienden que este tipo de oficinas provinciales cubrían «en parte el agravio comparativo que supone que la sede central de la Confederación esté en Valencia y no en Cuenca por donde discurre más de un tercio de los casi 500 km de longitud del rio Júcar, que nace en el cerro de san Felipe en el municipio de la sierra conquense de Tragacete, y de los algo más de 21.000 km2 de cuenca fluvial».

La oficina, a juicio del sindicato, «acercaba la administración al ciudadano y al usuario interesado o preocupado por los servicios que presta este organismo, cuyas funciones pasan desde la administración y control del Dominio Público Hidráulico, la administración y el control de los aprovechamientos de interés general o que afecten a más de una comunidad autónoma o el proyecto, construcción y explotación de las obras realizadas con cargo a los fondos propios de Organismo y las que les sean encomendadas por el Estado».

Entienden en la FSC CCOO-Cuenca que “la modernización y racionalización de las administraciones públicas no puede suponer el desmantelamiento de servicios, algunos tan básicos y cercanos a los ciudadanos como este tipo de oficinas, y sobre todo teniendo en cuenta que las alternativas que se ofrecen de gestiones virtuales o registros administrativos en la subdelegación del gobierno por ejemplo, no cumple con uno de los principios generales de las administraciones públicas que son servir con objetividad los intereses generales y actuar de acuerdo con los principios de eficacia y descentralización entre otros”.

ENLACE A NOTICIA ORIGINAL: http://www.vocesdecuenca.com/frontend/voces/Comisiones-Obreras-Denuncia-El-Cierre-De-La-Oficina-En-Cuenca-De-La-Confederacion-Hidrografica-Del-J-vn32027-vst80

Continuar leyendo Comisiones Obreras denuncia el cierre de la oficina en Cuenca de la Confederación Hidrográfica del Júcar

Ocho ayuntamientos de Cuenca participan en una jornada sobre la gestión del agua en la Demarcación Hidrográfica del Júcar

Entre las conclusiones, que el agua es un bien público esencial que requiere de un modelo democrático, transparente y participativo, con el que se puedan preservar el abastecimiento como derecho humano y los requerimientos ambientales de los ecosistemas hídricos

Por vocesdecuenca.es

El objetivo de la jornada, organizada por los Grupos de Desarrollo Rural participantes en el proyecto EFLUS II-RBVC y la Fundación Nueva Cultura del Agua, continuación de las ya celebradas en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Córdoba y Valencia ha sido el de promover un debate abierto que pueda orientar la política de aguas en la demarcación hidrográfica del Júcar incorporando al mismo las últimas propuestas surgidas al calor de los cambios políticos y los escenarios de crisis, de diversos modelos de participación privada en la prestación de los servicios de abastecimiento y saneamiento. El debate teórico se ha enmarcado en los temas de interés actualmente en el Júcar: el ámbito de la demarcación hidrográfica del Júcar, el Plan Hidrológico del Júcar, pendiente de aprobación y los procesos de privatización de los servicios de abastecimiento y saneamiento del agua.

En esta jornada han participado 2 grupos de desarrollo rural de Albacete (CEDER Manchuela y ADI Mancha Júcar-Centro) y uno de Cuenca (ADIMAN); 4 universidades (Almería, Valencia, Castilla-La Mancha y Politécnica de Madrid); 2 centros de investigación (Centro Regional de Estudios del Agua e Instituto de Estudios Albacetenses); 3 partidos políticos (PSOE, Izquierda Unida y equo); 8 organizaciones sociales; 9 ayuntamientos; 3 empresas y participantes particulares hasta un total de 51 personas.

Los debates reflejaron la madurez de las posiciones de cada parte, la existencia de un consenso básico sobre los problemas de la gestión del agua en el Júcar y la posibilidad de llegar a algunos acuerdos que mejoren la gestión actual. Se generó un buen nivel de análisis desde las perspectivas de la Directiva Marco del Agua, la Constitución y la Ley de Aguas y los diversos intereses de los actores de la política del agua (administración pública, agentes sociales, económicos y políticos). A pesar de la diversidad de posiciones de los participantes, fue claramente mayoritaria la opinión de que el modelo actual de organización administrativa del agua es obsoleto. Mayoritariamente, los participantes consideran que debe mantenerse el principio de unidad de cuenca, pero con mayor implicación en la gestión del agua de todas las Administraciones territoriales y sectoriales concernidas.

En esta jornada se reconoció, entre otras cuestiones, que el agua es un bien público esencial, cuya gestión requiere de un modelo democrático, transparente y participativo, con el que se puedan preservar el abastecimiento como derecho humano y los requerimientos ambientales de los ecosistemas hídricos, tal como determina la Directiva Marco del Agua: debemos transitar de la cultura del agua como recurso a la del agua como patrimonio ecosocial.

Igualmente se abordó la problemática relacionada con la delimitación administrativa de la Demarcación Hidrográfica del Júcar (DHJ) y se consideró que en aplicación las disposiciones constitucionales, de la Ley de Aguas, de las sentencias del Tribunal Constitucional y del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, la Generalitat debería asumir la gestión de las cuencas internas valencianas; así como una mayor participación de Castilla-La Mancha en los órganos de gestión de la cuenca.

Continuar leyendo Ocho ayuntamientos de Cuenca participan en una jornada sobre la gestión del agua en la Demarcación Hidrográfica del Júcar

Agricultura negocia con los regantes una vía para salvar el trasvase del Júcar

El Partido Castellano cree que este decreto del Gobierno “es manifiestamente perjudicial para los intereses de Cuenca y Albacete, pues supone prorrogar el incumplimiento de sentencias judiciales emitidas hace lustro»

Por vocesdecuenca.es

La agrupación en Cuenca del Partido Castellano (PCAS) quiere denunciar públicamente que el Ministerio de Medio Ambiente que dirige Arias Cañete aprobó el pasado 13 de abril un real decreto que permite mantener a la Generalidad valenciana el control en la gestión del río Júcar frente a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Así se desprende del texto que establece la composición, estructura y funcionamiento del Consejo de Agua de la Demarcación (sic) Hidrográfica del Júcar publicado el pasado día 13 de abril en el Boletín Oficial del Estado, y así lo celebra la prensa valenciana que asegura que “el Consell aún controla la gestión del Júcar”, gracias a ese decreto, si bien de forma provisional pero esencial, y que “el Gobierno prorroga la influencia de la Generalidad sobre el río Júcar”.

Los castellanistas consideramos que este decreto del Gobierno “es manifiestamente perjudicial para los intereses de las dos provincias castellanas afectadas, Cuenca y Albacete, pues supone prorrogar el incumplimiento de sentencias judiciales emitidas hace lustros, y darle un nuevo respiro a la Comunidad Valenciana, que afrontará el nuevo Plan Hidrológico del Júcar con el mismo e injustificado peso político que ahora, lo que será demoledor para Castilla”, pues en el mismo se contemplará el reparto de agua para regadíos así como la sepultura definitiva de las 60.000 hectáreas de regadío que el propio Estado declaró de interés general hace décadas en La Manchuela conquense y albacetense y que siguen sin desarrollarse por presiones valencianas.

En el Partido Castellano (PCAS) quiere alertar que el documento mantiene el statu quo político actual, “ignorando nuevamente las sentencias, que permite mayoría valenciana por un solo vocal, si bien consagra la provisionalidad que dura ya años y que consideramos es una nueva afrenta y desprecio hacia el interior castellano y a las propias resoluciones de los tribunales”.

Para entender cuál es el problema, los castellanistas recuerdan que en Valencia se acuñó el término ‘demarcación del Júcar’ en lugar del habitual en todas partes de ‘confederación o cuenca del Júcar’, “pues se pretende mantener en la cuenca del Júcar a multitud de ríos independientes y no afluentes del Júcar, así como territorios que nada tienen que ver con el mismo”. La cuenca hidrográfica del Júcar incluye, tan solo, tierras de Cuenca y Albacete, así como el sur de la provincia de Valencia. No incluye ni la Albufera, ni Valencia capital (por donde transcurre el Turia) ni el norte de la provincia valenciana ni Castellón o el sur de Tarragona, como tampoco la provincia de Alicante, todas ellas si incluidas en el concepto demarcación. El objetivo de añadir territorios a la ‘demarcación’ Júcar que no son de la cuenca hidrográfica del Júcar “es político, dado que añadiendo población se consigue el control del río, de una importancia económica extraordinaria para ambas regiones, y que de otra forma no sería posible pues correspondería a los castellanos la mayoría en la Confederación, incluso con criterios demográficos”.

Con todo, el decreto incorpora una disposición transitoria que fija la hoja de ruta para poner fin a esa provisionalidad que mantiene los “inaceptables privilegios de los valencianos, pero los castellanistas alertamos de que ese pretendido fin es posterior a la elaboración del Plan Hidrológico del Júcar (donde quedará ya todo decidido), por lo que las consecuencias para Castilla serán irreversibles ya que nuestros intereses serán decididos y subyugados por los valencianos”.

Frente a todo ello, en el Partido Castellano (PCAS) queremos dejar claro que no nos basta con que “se gestionen por separado los ríos que como el Júcar, el Turia o el Palancia son independientes, o con que se transfieran a las autonomías las cuencas intracomunitarias, sino que cada región debe gestionar su tramo de los ríos comunes y adaptarse a lo que tiene”.

Por último, el Partido Castellano (PCAS) quiere alertar que una vez elaborado el Plan Hidrológico del Júcar, junto con el resto de planes hidrológicos, se elaborará el Plan Hidrológico Nacional, por lo que en éste “quedarán viciados y cercenados de origen los intereses castellanos, y los castellanistas nos tememos que una vez más, se ignorarán los regadíos que en su día fueron declarados de interés general por el Estado en La Manchuela y que los castellanistas reclamamos se construyan de una vez por todas”.

Continuar leyendo Agricultura negocia con los regantes una vía para salvar el trasvase del Júcar

La composición del Consejo del Agua incluye representantes de entidades locales y asociaciones

Este sábado se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado lo referente a la composición, estructura y funcionamiento del Consejo del Agua de la Demarcación Hidrográfica del Júcar. En el texto se aprecian modificaciones en diversas normas relativas al ámbito y constitución de dicha demarcación hidrográfica y de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

En este sentido, incorpora entre las nuevas funciones, la de promover la información, consulta y participación pública en el proceso planificador. Respecto a la composición del Consejo del Agua de la demarcación el texto refundido de la Ley de Aguas prevé la inclusión, entre los nuevos vocales, de representantes de las entidades locales, de los servicios periféricos de costas, autoridades portuarias y capitanías marítimas y de asociaciones y organizaciones en defensa de intereses ambientales, económicos y sociales relacionados con el agua.

En cuanto al número y distribución de los representantes de las comunidades autónomas en el Consejo del Agua, la nueva regulación mantiene las determinaciones de que deben efectuarse en función del número de comunidades autónomas de la demarcación y de la superficie y población de las mismas incluidas en ella, con un mínimo de un representante por cada comunidad autónoma. Estos criterios se han aplicado considerando, en todo caso, que el número total de vocales del Consejo no dificulte gravemente su operatividad.

En atención a ello el número de vocales en el Consejo del Agua de la demarcación hidrográfica en representación de las comunidades autónomas, se establece como el existente en el anterior Consejo del Agua de la cuenca, con la incorporación añadida de un vocal para la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

En el artículo 2 se recogen, como funciones y atribuciones del Consejo del Agua de la demarcación la aprobación del Reglamento de la Planificación Hidrológica, así como otras atribuciones que asignaban al Consejo del Agua de la cuenca el Reglamento del Dominio Público Hidráulico.

En definitiva, este real decreto establece las directrices que deben observarse para la constitución del Consejo del Agua de la Demarcación Hidrográfica del Júcar, para así proceder al cumplimiento de las funciones y atribuciones que le otorga el texto refundido de la Ley de Aguas y demás normativa vigente.

Continuar leyendo La composición del Consejo del Agua incluye representantes de entidades locales y asociaciones

El Partido Castellano pide que Cuenca sea sede de la nueva Confederación Hidrográfica del Júcar

La agrupación provincial ha exigido “firmeza e ideas claras” a la presidenta Cospedal en “el conflicto abierto por el control del río Júcar que vive estos días una encarnizada batalla entre las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana”
 

La agrupación provincial en Cuenca del Partido Castellano (PCAS) ha exigido “firmeza e ideas claras” a la presidenta Cospedal en “el conflicto abierto por el control del río Júcar que vive estos días una encarnizada batalla entre las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana”.

Desde el partido consideran que “pese a que es Castilla quien aporta la mayor superficie y caudal al río, son los valencianos quienes mandan y extraen beneficios económicos y políticos del mismo. Con la excusa de que el agua es de todos, la realidad es que se la quedan ellos y que no pagan un euro a Castilla por la misma”. El nuevo Decreto de Demarcación Hidrográfica del Júcar así como el Plan Hidrológico de Cuenca que se negocia estos días, “debe dejar claro de una vez por todas qué ríos y cuencas hidrográficas son del Júcar y cuáles no, debe cumplir escrupulosamente la sentencia del Tribunal Supremo de 2004, actuar en consecuencia y separar la gestión de todos los ríos independientes del Júcar. Entendemos que no hacerlo contribuye a perpetuar lesivamente los intereses del interior castellano (Cuenca y Albacete)”.
 
Además, indican que tradicionalmente “se han unido a la Confederación Hidrográfica del Júcar, ríos independientes del mismo, ríos que no son afluentes del mismo tanto por el norte (Castellón) como por el sur (Alicante), triplicando la superficie y la población de la misma de forma artificial por conveniencia política de la costa. El caso más clamoroso es el Turia, pero también el Palancia, o el Cenia. La razón que explica esto, a juicio del Partido Castellano, es un intento de la costa de añadir territorios y población y poder así hacerse con el control político efectivo del río”.
 
En el Partido Castellano (PCAS) exigen igualmente a la Junta de Comunidades “que denuncie y exija daños y perjuicios al Ministerio de Medio Ambiente por incumplir durante años la sentencia del Júcar emitida por el Tribunal Supremo en octubre de 2004 y por dedicarse a darle la vuelta a la situación, mediante informes ‘técnicos’ que interpretan torcidamente la ley para no asumir las consecuencias de su aplicación”.
 
En el PCAS creen “que ha llegado la hora de reclamar la gestión de todos nuestros ríos y de olvidarse del criterio nacional que solo favorece al vecino. No es de recibo que en la práctica, no podamos ni utilizar aquí ni vender el agua, solo dejar que corra y otros sí la utilicen. Que cada cual gestione su tramo y emplee sus recursos para su propio desarrollo económico y social. Esta opción es la más coherente con la de un Estado Federal no asimétrico real y auténtico al que se supone que vamos. Si a Portugal no le dejamos que gestione más que sus tramos de los ríos compartidos, no vemos por qué no hemos de hacer lo mismo por el Este”.
 
En el Partido Castellano (PCAS) entienden que “el marco jurídico-administrativo hidrográfico  actual es claramente injusto y perjudicial para los intereses de Castilla. Basta comprobar cómo los trasvases de agua, por cuanto no recibimos compensación económica efectiva real alguna (y si muchos perjuicios económicos en forma de valles expropiados, inundados y comarcas aisladas condenadas a la emigración), son un claro expolio auspiciado por el Estado para mayor gloria de la periferia”. Consideran “que el actual modelo solo ha favorecido a la periferia, donde incluso se toleran miles de hectáreas de regadío ilegales, mientras aquí se ha prohibido de facto todo tipo de uso del agua”.

El Partido Castellano “exige al gobierno de Cospedal que no reconozca ni el actual plan del Júcar ni el convenio para la gestión del embalse de Alarcón y pide a todos los ayuntamientos conquenses y albacetenses (tal y como ya hace el ayuntamiento de Albacete), que se nieguen a pagar a los regantes valencianos por el suministro de aguas superficiales del río Júcar procedentes del pantano conquense”. Solicitan, además, “que dicho pantano, ya amortizado, sea expropiado, pase a ser gestionado por la Junta de Comunidades y se ponga fin a décadas de política hidráulica franquista pro periferia”.

Igualmente, en el Partido Castellano (PCAS) piden para Cuenca “la sede de la nueva Confederación Hidrográfica del Júcar, hecho que entendemos nos corresponde por cuanto somos la única ciudad importante por la que discurre directamente el río, con el consiguiente traslado de funcionarios, empleo, rentas y poder administrativo, político y económico que eso supondría para nuestra ciudad”.

 
Continuar leyendo El Partido Castellano pide que Cuenca sea sede de la nueva Confederación Hidrográfica del Júcar

Los socialistas valencianos intensifican su lucha para evitar que C-LM «tenga más control sobre el Júcar»

Desde el PSPV-PSOE señalan que si se aprueba el Real Decreto del Gobierno Central la Comunidad Valenciana «podría perder el control y la influencia que ha tenido históricamente en los órganos de gobierno de la Demarcación Hidrográfica del Júcar» y dice que las presiones de Cospedal «están dejaando en evidencia a Fabra»

Por vocesdecuenca.es

El portavoz de Infraestructuras y Medio Ambiente en Las Cortes Valencianas del Partit Socialista del País Valencià-PSOE, Francesc Signes, ha advertido que si se aprueba el Real Decreto que ha dado conocer el Gobierno Central sobre los cambios que afectarán a la Demarcación Hidrográfica del Júcar “la Comunitat Valenciana podría perder el control y la influencia que ha tenido históricamente en los órganos de gobierno de la Demarcación Hidrográfica del Júcar, lo que repercutiría muy negativamente sobre los valencianos y favorecería a Castilla la Mancha”.

Así, ha lamentado que “esto significa que las presiones de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, están dejando en evidencia a (Alberto) Fabra”, presidente del Gobierno valenciano,  y se demuestra «una vez más que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy ningunea al presidente de la Generalitat que es incapaz de defender los intereses de los valencianos”.

Este borrador del Real Decreto establece la composición, estructura y funcionamiento del Consejo de Agua de la Demarcación Hidrográfica del Júcar y “prima los criterios de extensión de territorio y no de población como hasta ahora”. Ante esto, los socialistas consideran que de aprobarse este nuevo texto “puede representar un grave atentado contra la hasta ahora exitosa gestión de la Cuenca del Júcar y puede producir graves problemas para la economía de la Comunitat Valenciana que no podemos consentir”.

Por ello, los socialistas han planteado una Proposición No de Ley en Les Corts para conseguir una “oposición frontal ante estas intenciones” que, a su juicio, “suponen un duro varapalo para los intereses de la Comunitat Valenciana”. Así, en el texto presentado por los socialistas se exige que Les Corts “manifiesten su pleno y rotundo apoyo a una gestión única de la cuenca hidrográfica del Júcar, incluyendo las cuencas intercomunitarias y las cuencas intracomunitarias”.

Además, los socialistas reclaman que se cree una Comisión de Estudio que analice y debata este borrador y se tomen las medidas necesarias y oportunas que defiendan de una manera plena y capaz los intereses de todos los valencianos en este asunto tan crucial”.

En este sentido, el diputado socialista ha recordado que el Júcar “es un río que tradicionalmente ha estado ligado a la historia, economía y cultura de la Comunitat y es la espina dorsal de la economía de gran parte del territorio valenciano, además de ser sostén medioambiental de la Albufera de Valencia”. Sin embargo, Signes ha lamentado que Fabra y el PPCV “vuelven a dar la espalda a los valencianos” y ha criticado que “cada día observamos con indignación más muestras del nulo peso que tiene en el conjunto de su partido”. De hecho, ha remarcado que el presidente “está enfrascado todos los días en los casos de corrupción que salpican a su partido que es incapaz de luchar y defender los intereses de los valencianos”.

Continuar leyendo Los socialistas valencianos intensifican su lucha para evitar que C-LM «tenga más control sobre el Júcar»

El PP acusa al PSOE de «traicionar históricamente los intereses de la región en materia de agua»

La portavoz del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, ha denunciado hoy que “García-Page y el PSOE han traicionado históricamente los intereses de Castilla-La Mancha en materia de agua”.

La portavoz popular ha declarado que «los socialistas se cargaron el Plan Hidrológico Nacional, que resolvía definitivamente el problema del agua en la región y especialmente en la cuenca del Tajo” y que se ‘cargaron’ el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha «por no aprobar las propuestas sensatas y serias de la presidenta Cospedal».

La dirigente popular ha reprobado la actitud del Page y el PSOE, que se han caracterizado por dedicarse permanentemente a hacerse fotos y a plantear reuniones que nunca han resuelto nada en materia de agua para nuestra región”. El ejemplo más claro es “el fracaso en relación con la necesidades hidráulicas de Castilla-La Mancha en la cuenca del Tajo, que ha sido permanente durante los 30 años de gobierno del PSOE en Castilla-La Mancha».

La senadora por Toledo ha recordado que el PP y la presidenta Cospedal “siempre han defendido y seguirán defendiendo los intereses de Castilla-La Mancha en materia de agua, siempre han defendido la prioridad en los usos del agua de la cuenca natural para consumo humano, regadíos y usos industriales; siempre han defendido la sostenibilidad medioambiental de la cuenca; así como que se garanticen en los planes de cuenca el cubrir las necesidades presentes y futuras de la cuenca natural y la solidaridad interterritorial”.

Continuar leyendo El PP acusa al PSOE de «traicionar históricamente los intereses de la región en materia de agua»

Las reservas hidráulicas del Tajo y Júcar crecen en la última semana un 3% y un 1,88% respectivamente

Las lluvias acumuladas en la pasada semana han aumentado notablemente la capacidad de la reserva hidráulica en las cuencas del territorio nacional. La reserva ha pasado en una semana del 48,3% de capacidad a 50,5%. Lo que supone un aumento de 1.243 hectómetros cúbicos en sólo 7 días.

La cuencas hidrográficas del Tajo y Júcar han crecido un 3% y un 1,88% respectivamente. Sin embargo, ambas cuencas siguen estando a la cola nacional en el porcentaje de agua acumulada, siendo la del Júcar la segunda inferior del conjunto, por detrás de la cuenca del Duero. Una de las cuencas que más aumento de caudal ha sufrido es la del Segura, con un 6,87%.

La reserva hidráulica española está al 50,5% de su capacidad total. Actualmente hay 27.960 hm3 de agua embalsada, lo que representa un aumento durante este periodo de 1.243 hm3 (el 2,2%) con respecto a los niveles de la semana anterior, con variaciones entre -35 hm3 en Duero y 505 hm3 en Guadalquivir.

La reserva por ámbitos es la siguiente:

Galicia Costa se encuentra al 51,9%
Mino-Sil al 43,9%,
Cantábrico 62,4%
Cuencas internas del País Vasco al 66,7%
Duero al 34,4%
Tajo al 40,5%
Guadiana al 62,8%
Cuenca Atlántica Andaluza al 71,2%
Guadalquivir al 65,3%
Cuenca Mediterránea Andaluza al 67,6%
Segura al 43,5%
Júcar al 37,8%
Ebro al 51,0%
Cuencas internas de Cataluña al 57,9%

Continuar leyendo Las reservas hidráulicas del Tajo y Júcar crecen en la última semana un 3% y un 1,88% respectivamente

Las altas temperaturas y el descenso de precipitaciones reducen el agua embalsada del Júcar

Los embalses de la cuenca del Júcar llegan al 50% de su capacidad. Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Júcar, los pantanos disponen de 1.696 hectómetros cúbicos de agua embalsada, un 50,84% de la capacidad total (3.336 hm3).

Las altas temperaturas y la falta de precipitaciones en las últimas semanas reducen la cantidad de agua en la cuenca. Con respecto al mes de junio, el descenso de agua embalsada en los pantanos es de 186 hectómetros cúbicos, mientras que durante la última semana la cantidad se ha visto reducida en 28 hectómetros cúbicos.

En cuanto a los pantanos de la provincia de Cuenca, el Embalse de Alarcón llega en la actualidad a los 688 hectómetros (61% de capacidad) frente a los 725,99 (65%), registrados a principios de verano. La misma situación sucede en el Embalse de Contreras, con 434 hmen junio y 392 en esta primera semana de septiembre.

Media de los 10 últimos años

Los datos revelan que en los embalses del Júcar la media de hace 10 años se situaba en 849 hectómetros cúbicos, un 25,46%, y que durante la misma semana del 2010 existían 1.662 hectómetros cúbicos embalsados (49,82%). Sin embargo, los últimos diez años, la cuenca ha crecido un 99,8%, tres veces más que el incremento que han experimentado el resto de cuencas nacionales.

Continuar leyendo Las altas temperaturas y el descenso de precipitaciones reducen el agua embalsada del Júcar

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar afirma que el año hidrológico puede cerrarse con cerca de 1.200 héctometros cúbicos en toda la cuenca

Juan José Moragues, presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, ha indicado ante los medios de Albacete su confianza para que se cierre la temporada con unos índices históricos de agua embalsada. Según publica el diario La Verdad de Albacete, Moragues confirmó que el año hidrológico podría cerrarse con unos 1.200 hectómetros cúbicos de agua acumulada. El periodo hidrológico se calcula desde el 1 de octubre de 2010, hasta el 30 de septiembre de 2011.

Así se constata en el crecimiento de embalses como el de Alarcón. En la actualidad llega hasta los 714,70 hectómetros cúbicos. Un 64 por ciento de capacidad, frente al 59,66 por ciento registrado durante el mes de junio.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Jíucar, quien firmó un convenio de colaboración entre la CHJ y la Junta Central de Regantes de La Mancha Oriental (JCRMO), quiso restar importancia a las noticias sobre la revisión del Plan Hidrológico del Júcar y la intención de eliminar 18.000 hectáreas de regadío del Vinalopó, aclarando que el Esquema de Temas Importantes está en revisión y dicho informe ofrecerá al detalle la realidad de la situación en el ámbito de la cuenca del Júcar.

Continuar leyendo El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar afirma que el año hidrológico puede cerrarse con cerca de 1.200 héctometros cúbicos en toda la cuenca