Cañete desvela que el 95% de las ayudas fueron a pequeños agricultores y ganaderos

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, aseguró esta semana, en el Pleno del Congreso de los Diputados, que el 95% de las ayudas de la PAC han ido destinadas a agricultores o ganaderos profesionales que recibieron entre 5.000 y 50.000 euros por beneficiario.
Según el último informe del Ministerio de Agricultura sobre la aplicación de la PAC en el 2012, un total de 149.316 personas fueron beneficiadas de estas ayudas en Castilla-La Mancha, y percibieron una media de 4.645 euros.
En el caso de productores que obtuvieron pagos superiores, el ministro subrayó la importancia de las explotaciones grandes en la generación de empleo, y aseguró que este factor de la creación de puestos de trabajo se tendrá en cuenta a la hora de discutir en la UE la reducción de los apoyos a los grandes receptores de ayudas.
En respuesta a una interpelación de la diputada del Grupo Mixto-BNG, Olaia Fernández, el titular de Agricultura mostró su satisfacción por los resultados conseguidos para España en el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE sobre la Reforma de la PAC, sobre todo teniendo en cuenta la propuesta «absolutamente negativa para España que había presentado la Comisión.
Entre los objetivos logrados, Arias Cañete destacó el que se lograra mantener las hectáreas elegibles actuales para alcanzar niveles altos de apoyo, la prórroga de las cuotas en la remolacha, y que sigan limitados los derechos de plantación del viñedo, entre otros objetivos, completó.