Fortea defiende un caudal ecológico para el Júcar ante Posada y Fabra

eva melero sueca José Pascual Fortea, presidente de la Comunidad de Regantes de Sueca, defendió ayer la necesidad de un caudal ecológico para el Júcar ante Jesús Posada y Alberto Fabra, presidentes del Congreso de los Diputados y la Generalitat Valenciana, respectivamente.
El portavoz de los regantes de la capital de la Ribera Baixa fue más allá cuando les transmitió abiertamente su rechazo a la construcción de un segundo trasvase de aguas del Júcar al Vinalopó y Alicante. «La segunda toma ya está hecha», dijo para explicar que desde el embalse de Alarcón ya existe la infraestructura hidráulica de los canales del Taibilla que puede abastecer a las ciudades del sur de la Comunitat Valenciana para consumo de las personas en caso de necesidad.
Por otro lado, el suecano también aseveró que el agua del río debe llegar al mar «porque lo que no puede ser es que antes se quede seco» y abogó por la utilidad de la desalinizadora de Mutxamel afirmando que «nunca nos hemos negado a darles agua cuando de verdad les ha hecho falta para el consumo de las personas».
Fortea hizo estas declaraciones en el marco del acto simbólico de la suelta de aguas a las acequias Major y Múzquiz, al que había invitado a presidir a Posada, «quien a nivel institucional es la tercera persona con más rango del Reino de España», recordó.
El presidente de los regantes, reconocido militante del Partido Popular, dijo una vez más que «el agua es inolora, incolora y apolítica» para insistir en que «no hay que hacer política del agua».
El acto celebrado al mediodía de ayer en los canos reunió a una nutrida representación del mundo de la agricultura y la política autonómica y local. Además de Posada y Fabra, también asistieron Paula Sánchez de León, delegada del Gobierno en al Comunitat; María Ángeles Ureña, presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar; José Císcar, vicepresidente, portavoz del Consell y titular de Agricultura, Pesca, Alimentació i Aigua y Joan Baldoví, diputado en las Cortes Generales de Compromís.
Por el Ayuntamiento de Sueca estaban el alcalde, Salvador Campillo y Dimas Vázquez, presidente del Consell Agrari Municipal. Tampoco faltó representación de organismos gestores del Parque Natural de la Albufera, los sindicatos AVA-Asaja y La Unió, así como de organizaciones agrarias locales, entre otros.

Fabra huye de la polémica
El que no quiso mojarse en el asunto del transvase fue el propio presidente de la Generalitat. «El agua es algo consustancial con nuestro crecimiento, con nuestra forma de vida, con nuestra forma de entender nuestro desarrollo y nuestro futuro», dijo Alberto Fabra.
Tras aludir a las diferentes interpretaciones sobre el uso de los recursos hídricos, afirmó que «hoy no es día de polémica». «Es un día para darnos cuenta de lo que significa el agua y lo que nos puede dar», añadió.
El mandatario autonómico elogió el esfuerzo realizado «todos estos años para modernizar vuestras instalaciones, para ser mucho más eficientes en el uso del agua, y sobre todo, para seguir manteniendo nuestra realidad: un territorio de gente que se esfuerza todos los días en labrar las mejores cosechas para poderlas recoger el día de mañana».

Posada liga el agua a Sueca
En su turno de intervención, el presidente del Congreso de Diputados sostuvo que «pocos municipios de España están más unidos al agua que Sueca, la población arrocera por excelencia, con una producción cercana a 40.000 toneladas anuales, para ponderar en qué medida Sueca depende del agua y vive en torno al agua y cuyo término municipal está integrado en el Parque Natural de la Albufera».
Posada confesó que como exministro de Agricultura pasó unos años preocupado porque tenía la sensación de que este sector, «que en España es vital, estaba pasando a un absoluto segundo plano. En estos momentos no es así y los agricultores, y la sociedad, son conscientes de la importancia de la agricultura».
Con referencia al cultivo del arroz destacó que «ha sido esencial en el crecimiento de nuestro país». No se le escapó el centenario del departamento del Arroz de Sueca, cumplido el pasado día 7. Por último hizo una llamada «a la solidaridad en el reparto de los recursos hídricos». «Vosotros habéis sabido ejercerlo dentro de vuestra comunidad y hemos de procurar que exista esa misma solidaridad entre todos los territorios de España», concluyó.