Los embalses de la CHJ se encuentran al 18,48% de su capacidad

Por sistemas, los embalses del Júcar se encuentran al 13,22 por ciento de su capacidad; los del Túria tienen un 35,71 por ciento de agua embalsada; en Alicante, el sistema de la Marina Baja/Serpis dispone del 54,90 por ciento de agua, mientras que en Castellón, el sistema Palancia/Mijares/Cenia se encuentra al 46,69 por ciento de su capacidad.

En el sistema de la Marina Baja, el embalse de Amadorio tiene un 69,88 por ciento de agua almacenada, mientras que el de Guadalest está al 79,76 por ciento. En el Serpis, el pantano de Beniarrés tiene el 54,84 por ciento de su capacidad cubierta. En el sistema Júcar-Turia, La Toba está en el 40,48 por ciento, el de Alarcón en 5,89 por ciento y el de Contreras en 5,56 por ciento.

En el complejo de Cortes, El Molinar está en un 39,23 por ciento de su capacidad, Cortes II en un 97,59 por ciento, La Muela en un 25,10 por ciento, y El Naranjero al 80,88 por ciento. En el Bajo Júcar, el de Tous-La Ribera se encuentra al 18,18 por ciento; Escalona al 4,74 por ciento; y Bellus al 30,90 por ciento. En el sistema del Magro, el pantano de Forata está al 11,63 por ciento de su capacidad.

En el Túria, el embalse de El Arquillo de San Blas está al 57,17 por ciento, Benagéber al 38,16 por ciento, Loriguilla al 21,93 por ciento y Buseo al 37,65 por ciento. En el sistema del Palancia, el de Regajo se encuentra al 59,01 por ciento de su capacidad y el Algar, al 0,00 por ciento.

En el sistema de Mijares, el de Alcora tiene almacenado un 69,72 por ciento; Arenós un 40,08 por ciento; María Cristina un 9,26 por ciento y Sichar el 71,10 por ciento. En el Cenia, el de Ulldecona está al 71,06 por ciento de su capacidad, mientras que en otros sistemas, el embalse de Almansa está al 0,00 por ciento y el de Onda al 54,30 por ciento.

Continuar leyendo Los embalses de la CHJ se encuentran al 18,48% de su capacidad

Los regantes valencianos apuestan por la energía solar y las nuevas tecnologías

Los regantes de la Comunitat Valenciana defendieron la utilización la energía solar fotovoltaica y la incorporación de las nuevas tecnologías a los sistemas de riego para modernizarlos y, de este modo, hacer más rentables las explotaciones agrarias, durante la II Jornada sobre el Regadío de la Comunitat Valenciana organizada por la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat Valenciana (Fecoreva), que tuvo lugar en Carlet.

Entre otros asuntos, se analizaron los aspectos más relevantes de la actual planificación hidrológica, los efectos del previsible el cambio climático o la incorporación de las energías renovables. Sobre este asunto, el presidente de Fecoreva, José Pascual Gil, destacó la importancia de esta «jornada de hermandad entre agricultores» porque ha supuesto «una oportunidad de acercar las nuevas tecnologías a las pequeñas comunidades de regantes que no tienen capacidad para acceder a las mismas».

En opinión de José Pascual, esta segunda edición de la Jornada sobre el Regadío fue un éxito y los cerca de 200 regantes que participaron se mostraron «muy satisfechos» por el contenido técnico de las ponencias, con las que se quiso contribuir a la modernización del regadío. Asimismo, indicó que se han clarificado muchos puntos de vista, sobre todo en cuanto a las competencias en materia hídrica del Consell, al tiempo que resaltó que los regantes no se oponen a las nuevas incorporaciones de agentes sociales a las confederaciones hidrográficas, «siempre que se respeten nuestros derechos».

Sobre la utilización de la energía solar fotovoltaica, el ingeniero agrónomo Silvestre Senent subrayó en su ponencia el beneficio medioambiental que esto conlleva para el conjunto de la sociedad, al reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. Pero también destacó su importancia como «fuente extraordinaria de ingresos» para los regantes. En este sentido, explicó que «ante el cambio de tarifas eléctricas que entrará en vigor el próximo año, la energía solar fotovoltaica es un buen medio para generar ingresos adicionales para las comunidades de regantes».

Por su parte, el director general de la Fundación Agua y Progreso de la Comunitat Valenciana, José Alberto Comos, abordó los efectos que el previsible cambio climático tendrá sobre esta comunidad, cuyas cuencas hidrográficas del Júcar y del Segura serán de las más perjudicadas, y apostilló que «el cambio climático obligará a realizar el Trasvase del Ebro». Del mismo modo, resaltó la importancia de los bancos del agua como herramienta para ceder los derechos del uso del agua, de manera que las cuencas deficitarias se puedan beneficiar de recursos que no utilizan otras excedentarias, a través de acuerdos y contraprestaciones económicas.

Por otro lado, el director general del Agua, de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Vivienda y Urbanismo, José María Benlliure, explicó las competencias que ha asumido su departamento, al unificarse las actuaciones en materia de protección de calidad del agua continental y marina, abastecimiento, protección frente a avenidas, modernización de regadíos saneamiento y depuración de aguas. Benlliure adelantó que la Conselleria está elaborando un plan de infraestructuras hidráulicas para toda la Comunitat, que se espera ultimado antes de finalizar el año.

También intervino la técnico Arancha Fidalgo, de la Oficina de Planificación de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), quien explicó a los regantes cómo se va a organizar el Nuevo Ciclo de Planificación Hidrológica en España y en la cuenca del Júcar.

Continuar leyendo Los regantes valencianos apuestan por la energía solar y las nuevas tecnologías

Los embalses de la CHJ se encuentran al 18,43% de su capacida

En el sistema de la Marina Baja, el embalse de Amadorio tiene un 72,42 por ciento de agua almacenada, mientras que el de Guadalest está al 80,72 por ciento. En el Serpis, el pantano de Beniarrés tiene el 55,90 por ciento de su capacidad cubierta. En el sistema Júcar-Turia, La Toba está en el 39,76 por ciento, el de Alarcón un 6,14 por ciento y el de Contreras en 5,46 por ciento.

En el complejo de Cortes, El Molinar está en un 77,28 por ciento de su capacidad, Cortes II en un 96,36 por ciento, La Muela en un 25,10 por ciento, y El Naranjero al 77,68 por ciento. En el Bajo Júcar, el de Tous-La Ribera se encuentra al 16,42 por ciento; Escalona al 4,79 por ciento; y Bellus, al 36,19 por ciento. En el sistema del Magro, el pantano de Forata está al 11,47 por ciento de su capacidad.

En el Túria, el embalse de El Arquillo de San Blas está al 59,19 por ciento, Benagéber al 36,88 por ciento, Loriguilla al 21,32 por ciento y Buseo al 38,06 por ciento. En el sistema del Palancia, el de Regajo se encuentra al 62,40 por ciento de su capacidad y el Algar, al 0,00 por ciento.

En el sistema de Mijares, el de Alcora tiene almacenado un 69,95 por ciento; Arenós un 40,37 por ciento; María Cristina un 10,59 por ciento y Sichar el 74,36 por ciento. En el Cenia, el de Ulldecona está al 72,94 por ciento de su capacidad, mientras que en otros sistemas, el embalse de Almansa está al 0,00 por ciento y el de Onda al 54,35 por ciento.

Continuar leyendo Los embalses de la CHJ se encuentran al 18,43% de su capacida

El Consell ofrece un pacto por el agua a la oposición

El conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, propuso en el pleno de Les Corts Valencianes a los grupos parlamentarios un pacto político sobre el agua que, «sin renunciar a ninguna de las exigencias fundamentales» de la Comunitat, permita «trazar una hoja de ruta común» sobre las cuestiones en las que pueda haber acuerdo y que puedan ayudar a «recuperar el tiempo perdido». El PSPV respondió que el Gobierno valenciano no es creíble en política hídrica y Compromís, que sólo apoyará políticas «en las antípodas» del PP.

García Antón, que se pronunció así durante su comparecencia en la Cámara para informar de las principales líneas de actuación de su departamento en esta legislatura, admitió que considera «muy difícil» que se pueda llegar en estos momentos a un acuerdo sobre el agua en la Cámara, pero subrayó que el Consell «está dispuesto a intentarlo», de manera que, «si no es posible un pacto global», se consiga al menos de llegar a acuerdos concretos «que permitan agilizar y acelerar actuaciones importantes» para la Comunitat.

También subrayó que el «fracaso del programa Agua es un gran perjuicio para los valencianos», pero el Consell «quiere superar esta situación» y está dispuesto a negociar con el Ministerio de Medio Ambiente para ayudar a impulsar las actuaciones que necesita la Comunitat en materias como la modernización de regadíos, reutilización y ahorro hídrico y mejoras ambientales, y recordó que también está dispuesto a participar en una alternativa de consenso para el trasvase Júcar-Vinalopó y a «aportar proyectos y obras de la Generalitat para evitar que se pierdan las subvenciones europeas».

García Antón incidió, no obstante, en que el Consell no cesará en su defensa del trasvase del Ebro, del trasvase Tajo-Segura y de una solución para el Júcar-Vinalopó, e invitó a la oposición a «sumar esfuerzos» para asegurar que el proceso de transferencia de las cuencas internas a la Comunitat Valenciana «no suponga en ningún caso perder fuerza y capacidad de influencia en la planificación y gestión» de las mismas.

Destacó así que el Consell impulsará y propondrá a Les Corts «el marco normativo necesario para configurar la nueva Administración hidráulica valenciana y para hacer de las cuencas internas de la Comunitat un modelo de gestión para el resto de España y Europa», y defendió que el traspaso de las cuencas internas a la Comunitat Valenciana «no debe suponer ninguna disminución del peso que hasta ahora ha tenido dentro de los órganos de gobierno de las cuencas hidrográficas del Júcar y del Segura». También se comprometió a impulsar un debate monográfico en la Cámara sobre este asunto.

El conseller volvió a reiterar el ofrecimiento realizado por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en el debate de investidura de un gran pacto sobre el futuro del territorio «para apartar definitivamente» este asunto «de la confrontación política», y, a este respecto, señaló que la formulación de la Estrategia Territorial valenciana «va a ser la ocasión adecuada para debatir y alcanzar compromisos concretos» que permitan hacer realidad ese acuerdo. En este sentido, se comprometió a que a principios de 2008 pueda haber un documento ya preparado para iniciar ese debate político.

Además, anunció el desarrollo de «una red de infraestructura verde en la Comunitat Valenciana que permita conservar y mejorar los valores medioambientales y hacerlos compatibles con el desarrollo urbano y las infraestructuras».

Puñado de votos

Por su parte, el diputado socialista Francesc Signes afirmó, sobre la oferta de consenso en materia hídrica realizada por García Antón, que «ni Europa, ni los valencianos, ni los regantes ni los alcaldes de su partido ni sus militantes históricos creen ya» en la política del Consell en materia hídrica, «dictada y dirigida» por el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, que «pretende que no llegue agua a la Comunitat antes de las elecciones de marzo para ganar un puñado de votos».

Signes aseguró que así se interpreta el «boicot» del Consell a la desaladora de Torrevieja (Alicante) y pidió en este sentido al PP que no acepte que el agua de la Comunitat sea «moneda de cambio» para un hipotético «éxito de Rajoy que, de todas formas, no se va a producir», y lamentó además que los representantes populares antepongan, a su juicio, «intereses partidistas y electorales de Rajoy a los de todos los valencianos y valencianas».

Por otro lado, se mostró dispuesto a conseguir un pacto en urbanismo, pero para modificar la ley Urbanística Valenciana (LUV), que ha propiciado, según denunció, «prácticas abusivas y poco transparentes» que han llevado a la Comisión Europea a presentar una denuncia contra esta norma ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo (TUE).

El diputado de Compromís Lluís Torró avanzó que su grupo parlamentario no estará por un pacto en materia hídrica que siga con la política de trasvases que propugna el PP y también advirtió de que «no piensa colaborar ni por activa ni por pasiva» en soluciones alternativas al actual trazado del Júcar-Vinalopó que sólo servirían, dijo, para desecar el Júcar. Compromís quiere «agua para todos y para siempre», lo que, en su opinión, únicamente se puede conseguir desde políticas que están «en las antípodas» de lo que defiende el PP.

El conseller consideró en la réplica «vergonzoso» que el PSPV acuse al Consell de actuar de forma partidista, cuando los representantes socialistas «en lugar de defender los intereses de los valencianos, se fueron al Delta del Ebro a brindar cuando se derogó el trasvase del Ebro» y han hecho «seguidismo total y vergonzoso de la política de José Luis Rodríguez Zapatero y de ERC en contra de los intereses de la Comunitat».

El portavoz socialista, Joan Ignasi Pla, intervino, por alusiones, para pedir al conseller que retirara la «gran mentira» de que brindó cuando se derogó el trasvase, y el conseller le respondió que no recuerda que lo hiciera él, pero sí la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y agregó que también recuerda a Pla «hablar» con el entonces presidente de la Generalitat catalana, Pasqual Maragall, en el Delta del Ebro, «haciendo así seguidismo de la política que se estaba marcando desde determinados partidos catalanes».

Continuar leyendo El Consell ofrece un pacto por el agua a la oposición

El Gobierno niega que las obras del Júcar-Vinalopó estén paralizadas

El consejero delegado de acuaJúcar, José María Marugán, aseguró este miércoles que las obras del trasvase Júcar-Vinalopó «van a buen ritmo» y señaló en un comunicado que la UTE adjudicataria del tramo C «está cumpliendo escrupulosamente con los plazos previstos». «Sólo la ignorancia o la mala fe, o las dos cosas a la vez, pueden justificar que se diga que las obras del Júcar-Vinalopó están paralizadas», manifestó Marugán.

Así lo indicó en relación con unas declaraciones del presidente de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, l´Alacantí y Consorcio de Aguas de la Marina Baja, Andrés Martínez, quien afirmó que los trabajos estaban paralizados. «Sólo la ignorancia o la mala fe, o las dos cosas a la vez, pueden justificar que se diga que las obras del Júcar-Vinalopó están paralizadas», manifestó Marugán, quien añadió que «se cumplen dos meses desde la colocación de la primera piedra en Llanera de Ranes y podemos afirmar que se está llevando a cabo un alto ritmo sostenido de ejecución de obra».

Marugán recordó que durante el mes de julio la Sociedad Estatal ´Aguas del Jucar, S.A.´, procedió a efectuar en todos los Ayuntamientos por donde discurre la traza, las actas previas y de ocupación de los terrenos afectos, «realizando todas las consignaciones previas, dado el carácter de urgente ocupación, con el que la Ley de Expropiación Forzosa posibilita la puesta a disposición de la administración de aquellos suelos que van a dar cabida a una infraestructura de interés general del Estado, como es el caso de la conducción Júcar-Vinalopó».

A fecha de hoy, según acuaJúcar, «ya se tiene la total y plena disponibilidad de los terrenos de este tramo en ejecución». Asimismo, a lo largo de estos dos meses, en los 18 kilómetros de longitud que tiene el tramo C se ha realizado el jalonamiento de todos los elementos singulares que requieren de una especial protección durante el transcurso de las obras; el rastreo detallado de todos los servicios afectados por los trabajos, «dando solución a todos y cada uno de ellos» como posibles desvíos provisionales, caminos de acceso alternativos o sistemas de riego alternativos y el acondicionamiento de las zonas de acopio tanto de tierras como de materiales.

Asimismo, se ha procedido a la verificación del cumplimiento de todas las medidas de protección medioambiental previstas en el proyecto y añadió que la totalidad del trazado de este tramo «se encuentra ya estaquillada, marcando un ancho de ocupación de 40 metros».

También se han realizado catas cada 500 metros aproximadamente, de hasta cuatro metros de profundidad, a lo largo de toda la traza; la topografía de detalle en todos los cruces con otras infraestructuras y se cuenta con más de 12.000 metros de tubería de acero dispuestos para su utilización en una parcela ubicada en el término municipal de Manuel.

En agosto y en lo que va de septiembre, la UTE adjudicataria (compuesta por Vías, Romymar y Electrosur) ha llevado a cabo trabajos de desbroce y despeje de la traza a lo largo de varios kilómetros en los términos municipales de Barxeta, Simat y Xàtiva, y ha retirado las instalaciones de riego por goteo en 10 kilómetros del trazado, con la realización de los desvíos necesarios para mantener el suministro «más allá de la zona de actuación».

Marugán hizo hincapié en que «se está cumpliendo escrupulosamente el programa de trabajo presentado por la adjudicataria» y conforme al programa de trabajo antes mencionado, «las obras del tramo C de la Nueva Conducción Jucar-Vinalopó estarán finalizadas antes de noviembre de 2008».

Continuar leyendo El Gobierno niega que las obras del Júcar-Vinalopó estén paralizadas

El Consell asegura que dará a los regantes el agua que Zapatero «les niega»

García Antón, quien visitó las obras para la reutilización de agua desde la Estación de Aguas Residuales (EDAR) de Torrevieja, subrayó que «ante la pasividad del Gobierno de Zapatero y la insolidaridad de otras comunidades autónomas, la Generalitat Valenciana responde con inversiones, con actuaciones, y con soluciones efectivas para paliar la falta de agua».

García Antón ha realizado estas declaraciones durante su visita a las obras para la reutilización de agua desde la Estación de Aguas Residuales (EDAR) de Torrevieja, en la que ha estado acompañado por el alcalde de esta localidad, Pedro Hernández Mateo, y por el Gerente de la Entidad de Saneamiento de Aguas de la Comunitat (EPSAR), José Juan Morenilla.

En esta línea, adelantó que la Conselleria, a través de la Entidad de Saneamiento de Aguas, invertirá cerca de 33 millones de euros en actuaciones relacionadas con la reutilización de agua en la comarca de la Vega Baja, considerada como «una de las más castigadas por la sequía».

Así, detalló que entre otros proyectos en la provincia de Alicante está prevista la construcción de dos nuevas Estaciones de Aguas Residuales en San Miguel de Salinas y Benejúzar, la realización de obras de ampliación y tratamiento terciario de la EDAR de Callosa del Segura, la reforma de la EDAR de Orihuela Casco y las mejoras en la EDAR de Almoradí.

OBRAS EN TORREVIEJA

De igual modo, resaltó las obras que la Conselleria de Medio Ambiente lleva a cabo para la reutilización de agua desde la EDAR de Torrevieja, que consisten en la construcción de una nueva estación de bombeo y en la canalización del agua depurada para el riego agrícola.

Esta actuación, que cuenta con un presupuesto total de 5.620.000 euros, garantizará la evacuación del agua depurada, con el fin de evitar el colapso hidráulico de la depuradora y el posible daño medioambiental que el vertido de esas aguas ocasionaría en el Parque Natural de Las Lagunas de La Mata y Torrevieja.

Asimismo, las obras permitirán reutilizar la totalidad de las aguas depuradas generadas, lo que contribuirá a paliar la situación de sequía que atraviesa la comarca de la Vega Baja.

El conseller señaló que «los principales beneficiados serán las Comunidades de Regantes de Torremiguel y La Pedrera, ya que el agua depurada obtenida les permitirá regar una superficie de 3.000 hectáreas de cultivos».

De igual modo, precisó que la nueva estación bombeará 1.833 metros cúbicos por hora de agua depurada en una primera fase, y alcanzará en un futuro los 2.376 metros cúbicos a la hora, según las mismas fuentes.

Continuar leyendo El Consell asegura que dará a los regantes el agua que Zapatero «les niega»

De la Vega advierte que la sequía «no ha acabado»

El Gobierno seguirá plenamente activo en todas sus actuaciones para garantizar el suministro, mejorar la gestión y la calidad del agua y cumplir nuestros compromisos de modernización de regadíos, depuración y desalación», incidió.

En esta línea, consideró que la sequía sigue afectando a la cabecera del Tajo y a las cuencas del Segura, Júcar y Guadalquivir. El informe detalla que los embalses de la cabecera del Tajo se encuentran actualmente en situación hidrológica excepcional, con 359 hm3 embalsados, lo que representa, aproximadamente, el 14,51 por 100 de su capacidad.

Según los datos, la situación de las reservas en el presente año es «ligeramente mejor» que el año anterior pero, estando a un 14,51 por 100 del total, aún se encuentran muy alejadas de una situación de normalidad.

En la cuenca del Segura, por su parte, la situación es de emergencia. Pese a ello, el informe destaca que las actuaciones emprendidas por el Gobierno desde el inicio de legislatura a través del Programa A.G.U.A. (Actuaciones para la Gestión y Utilización del Agua) han evitado cortes en el suministro a poblaciones. «Quiero agradecer la comprensión del sector agrícola ante las restricciones al regadío», valoró.

Por otro lado, España registró el menor número de incendios forestales y con menos superficie quemada del último decenio, hasta el pasado 7 de septiembre, con un total de 6.667 siniestros y 58.676 hectáreas, según datos presentados en el Consejo de Ministros.

Al respecto, De la vega precisó que a estas cifras no se han podido incorporar los datos correspondientes al incendio de Castellón, pendientes de la información que facilite la Generalitat Valenciana. El Ministerio de Medio Ambiente duplicó en 2007 su presupuesto en prevención y lucha contra incendios en relación con 2004.

En concreto, el Consejo de Ministros recibió tres informes de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, sobre incendios forestales, sequía y sobre la VIII Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (COP 8), que se celebra en Madrid y reúne a delegaciones que representan a cerca de 191 países.

La vicepresidenta apuntó que en el periodo 2004-2007, España invirtió en programas contra la desertificación más de 3.000 millones de euros. «Volveremos a triplicar ese presupuesto entre 2008 y 2010», apuntó De la Vega.

Continuar leyendo De la Vega advierte que la sequía «no ha acabado»

Los embalses de la CHJ se encuentran al 16,97% de su capacidad

Por sistemas, los embalses del Júcar se encuentran al 11,94 por ciento de su capacidad; los del Túria tienen un 33,25 por ciento de agua embalsada; en Alicante, el sistema de la Marina Baja/Serpis dispone del 47,87 por ciento de agua, mientras que en Castellón, el sistema Palancia/Mijares/Cenia se encuentra al 47,57 por ciento de su capacidad.

En el sistema de la Marina Baja, el embalse de Amadorio tiene un 52,67 por ciento de agua almacenada, mientras que el de Guadalest está al 66,54 por ciento. En el Serpis, el pantano de Beniarrés tiene el 36,08 por ciento de su capacidad cubierta. En el sistema Júcar-Turia, La Toba está en el 52,67 por ciento, el de Alarcón un 6,82 por ciento y el de Contreras en 5,60 por ciento.

En el complejo de Cortes, El Molinar está en un 52,98 por ciento de su capacidad, Cortes II en un 88,89 por ciento, La Muela en un 70,04 por ciento, y El Naranjero al 67,92 por ciento. En el Bajo Júcar, el de Tous-La Ribera se encuentra al 11,19 por ciento; Escalona al 4,34 por ciento, y Bellus, al 8,38 por ciento. En el sistema del Magro, el pantano de Forata está al 11,57 por ciento de su capacidad.

En el Túria, el embalse de El Arquillo de San Blas está al 68,26 por ciento, Benagéber al 35,42 por ciento, Loriguilla al 16,06 por ciento y Buseo al 39,05 por ciento. En el sistema del Palancia, el de Regajo se encuentra al 62,30 por ciento de su capacidad y el Algar, al 0,00 por ciento.

En el sistema de Mijares, el de Alcora tiene almacenado un 63,53 por ciento; Arenós un 39,38 por ciento; María Cristina un 14,12 por ciento y Sichar el 74,08 por ciento. En el Cenia, el de Ulldecona está al 75,64 por ciento de su capacidad, mientras que en otros sistemas, el embalse de Almansa está al 0,00 por ciento y el de Onda al 58,74 por ciento.

Continuar leyendo Los embalses de la CHJ se encuentran al 16,97% de su capacidad

Los embalses de la CHJ se encunetran al 20,89% de su capacidad

Los embalses de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) se encuentran al 20,89 por ciento de su capacidad y almacenan 20,56 hectómetros cúbicos (hm3) de agua más que la semana anterior, ya que en total albergan 698,99 hectómetros cúbicos de los 3.346,6 de que disponen, según los datos facilitados por este organismo. Por sistemas, los embalses del Júcar se encuentran al 15,37 por ciento de su capacidad; los del Túria tienen un 37,51 por ciento de agua embalsada; en Alicante, el sistema de la Marina Baja/Serpis dispone del 60,85 por ciento de agua, mientras que en Castellón, el sistema Palancia/Mijares/Cenia se encuentra al 54,78 por ciento de su capacidad.

En el sistema de la Marina Baja, el embalse de Amadorio tiene un 61,90 por ciento de agua almacenada, mientras que el de Guadalest está al 79,89 por ciento. En el Serpis, el pantano de Beniarrés tiene el 51,08 por ciento de su capacidad cubierta. En el sistema Júcar-Turia, La Toba está en el 64,23 por ciento, el de Alarcón un 10,32 por ciento y el de Contreras en 7,29 por ciento.

En el complejo de Cortes, El Molinar está en un 59,75 por ciento de su capacidad, Cortes II en un 92,17 por ciento, La Muela en un 71,22 por ciento, y El Naranjero al 70,99 por ciento. En el Bajo Júcar, el de Tous-La Ribera se encuentra al 19,42 por ciento; Escalona al 4,48 por ciento; y Bellus, al 10,23 por ciento. En el sistema del Magro, el pantano de Forata está al 14,76 por ciento de su capacidad.

En el Túria, el embalse de El Arquillo de San Blas está al 81,26 por ciento, Benagéber al 39,70 por ciento, Loriguilla al 17,83 por ciento y Buseo al 42,06 por ciento. En el sistema del Palancia, el de Regajo se encuentra al 83,63 por ciento de su capacidad y el Algar, al 0,00 por ciento.

En el sistema de Mijares, el de Alcora tiene almacenado un 69,03 por ciento; Arenós un 41,89 por ciento; María Cristina un 22,85 por ciento y Sichar el 90,74 por ciento. En el Cenia, el de Ulldecona está al 89,03 por ciento de su capacidad, mientras que en otros sistemas, el embalse de Almansa está al 11,50 por ciento y el de Onda al 76,19 por ciento

Continuar leyendo Los embalses de la CHJ se encunetran al 20,89% de su capacidad

La CHJ sostiene que ningún indicador está en situación de emergencia

Moragues se expresó este miércoles en estos términos en rueda de prensa al ser preguntado por su posición tras las declaraciones de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en las que aseguraba que la sequía había acabado y las del director general del Agua, Jaime Palop, que posteriormente dijo lo contrario.

En este sentido, Moragues consideró que «la ministra se refería a que los indicadores ya no dan ningún número de emergencia y a que, por lo tanto, la situación está evolucionando favorablemente», subrayó.

Asimismo, apuntó que «algo similar» al lo que ocurre en el Júcar pasa en el sistema del Túria «pero quizá en un grado menor», matizó. Según dijo, los indicadores del Túria «no son de emergencia», de hecho, «el Túria no ha estado tanto tiempo de emergencia y por tanto, no está en situación de emergencia sino que está en situación de alerta al igual que el Serpis», apostilló.

Además, estimó que en las palabras de la ministra llevaban «implícita o incluso explícitamente, que de esta situación se va saliendo gracias a la medida de reducción de suministro de agua a la agricultura», que según recordó, «fueron del orden del 50 por ciento o más de las dotaciones normales». A su juicio, «hay que seguir así, ya que es lo que permite ir remontando» la situación.

No obstante, Moragues afirmó que si al estudiar los acuíferos se observa que «tienen capacidad para que se pueda extraer más agua que el pasado año de ellos y así aliviar la situación de riego de los agricultores, se hará». Eso sí, siempre y cuando los informes garanticen que estas reservas «no correrán riesgos en cuanto a calidad, cantidad u otros parámetros medioambientales» y las extracciones se realicen «de forma sostenible», manifestó.

De hecho, dijo, el año pasado se extrajeron 38 hectómetros cúbicos de aguas subterráneas y «para este este año se prevén más», aseguró, puesto que, si «el agua está ahí medioambientalmente y económicamente disponible, se informará a los agricultores y ellos podrán solicitar o no la extracción de cada pozo con su volumen adecuado».

Por otra parte, preguntado por la posibilidad de aumentar los puntos de extracción en situaciones de sequía tras las declaraciones de Narbona en las que consideraba que que hay margen suficiente para obtener recursos hídricos de formas distintas al trasvase del Ebro, Moragues especificó que «la ministra se refería fundamentalmente a la provincia de Castellón, donde Acuamed y la CHJ están llevando a cabo actuaciones con las que están poniendo en el sistema aguas subterráneas de forma continua y constante».

Sin embargo, fuera de Castellón, el agua que se está sacando de los acuíferos «es un agua de pozos de sequía» que se extrae «en unas cantidades para situaciones de sequía» y en el Plan Espacial para Situaciones de Sequía del Júcar «no se admite más que esta situación, que es en las que se está trabajando en estos momentos», apostilló. Según dijo, «la ministra se refería fundamentalmente a la provincia de Castellón y no estaba hablando de estos casos en los que se habilita el agua en situaciones de sequía», concluyó.

Continuar leyendo La CHJ sostiene que ningún indicador está en situación de emergencia