Noticias

La Junta cree que el Estatuto llegará al Congreso durante la presente legislatura

El vicepresidente segundo de la Junta, Emiliano García-Page, destacó ayer «la voluntad» del Gobierno regional de llegar en esta legislatura a las Cortes Generales con el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, confirmando que en Madrid «va a haber debate» y éste se sustanciará «favorablemente» para los intereses regionales y de España «porque algo se está moviendo en el conjunto de la política hidráulica».

García-Page, que manifestó a preguntas de los medios que se podría haber aprobado el Estatuto hace ocho meses o un año, o incluso manifestó que el Gobierno regional podría haberlo hecho «sin el consenso del PP» y por tanto «ir más rápido», confirmó no obstante que se optó de manera «voluntaria y deliberada por sumar todas las voluntades posibles».

Indicó que se ha preferido, tanto por parte del presidente regional, José María Barreda, del Gobierno regional «y creo que de la sociedad en conjunto», agotar todas las posibilidades de acuerdo con el PP, para «dar un ejemplo» de unidad en España. Por otro lado, el portavoz adjunto del Gobierno regional de Murcia, José Antonio Ruiz Vivo, recomendó ayer al vicepresidente segundo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que «tome nota de los expertos constitucionalistas que expresan sus dudas sobre la caducidad del Tajo-Segura».

En un comunicado de prensa, Ruiz Vivo respondía así a García-Page, quien se preguntó si, «de una vez por todas», la comunidad de Madrid se suma al planteamiento del final del trasvase Tajo-Segura, porque «no se pueden mantener dobles lenguajes», dijo.

Finalmente, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), José Salvador Fuentes Zorita, consideró ayer «un error» la carta enviada a la Asamblea Regional por el Sindicato Central de Regantes pronunciándose sobre la proposición de Ley del PSOE en la que se pide la introducción de una disposición adicional en la Ley del PHN para que incluya la necesidad de un acuerdo «previo y vinculante» de las Comunidades Autónomas afectadas por trasvases entre diferentes cuencas.

Continuar leyendo

El Ministerio se dirige a todos los regantes y ayuntamientos para que pidan agua del Júcar

El Ministerio de Medio Ambiente, a través de la sociedad pública Aguas del Júcar, se dirigió ayer a todos los ayuntamientos y a todas las comunidades de regantes del Vinalopó y de l’Alacantí (futuros usuarios del agua del trasvase aprobado por la UE) para que les indique qué cantidades necesitan.

«En la medida en que tu Comunidad de Regantes desee sumarse a la recepción de caudales de esta infraestructura estratégica, desearíamos poder mantener una reunión informativa con vosotros al objeto de que ningún usuario potencial de la misma quedase al margen», indica José María Marugán, el consejero delegado de Aguas del Júcar en la carta entregada ya a los regantes.

Esta comunicación es fruto de la reciente ratificación de la ayuda de los 120 millones de euros para el proyecto de la conducción modificada desde el río Júcar y la mejora de los acuíferos, que es el objetivo último del proyecto.

La sociedad pública que depende del departamento que dirige la ministra Cristina Narbona «lamenta» la respuesta obtenida a la petición de diálogo por parte de la Junta Central de Usuarios, una entidad que se creó precisamente para agrupar a los futuros beneficiarios de la transferencia.

Esa respuesta ha sido, según subraya Aguas del Júcar, su solicitud la semana pasada ante el Juzgado de lo contencioso-administrativo de la suspensión cautelar de la adjudicación de la obra del nuevo trazado. «Obviamente vamos a oponernos jurídicamente a esa petición que no va a prosperar, pero que nos da una inequívoca prueba de la escasa voluntad de dialogo que mantiene la Junta Central», añade Marugán a las comunidades de regantes y a los ayuntamientos.

Desde que el Gobierno aprobó el nuevo proyecto, apenas tres ayuntamientos -de signo socialista- y una sociedad agraria de transformación de Agost se han mostrado abiertamente interesados en el agua del río Júcar para regar.

Continuar leyendo

La batalla contra la plaga del mejillón cebra llega a los rios Júcar y Segura

La extensión de la plaga del mejillón cebra ha hecho que se adopten medidas preventivas y de control en las dos cuencas hidrográficas principales de la provincia de Albacete. Tanto en el Júcar como en el Segura se está vigilando la aparición de este molusco, una de las amenazas más agresivas para los ecosistemas acuáticos, y también para las redes de regadío y conducciones de agua y depuración.

En España, sus efectos más graves se están produciendo en la cuenca del Ebro, donde los expertos hablan de pérdidas, a medio plazo, de decenas de millones de euros. Pero ya se ha detectado también en algunos puntos de la cuenca del Júcar -como el embalse de Forata-, lo que disparó las alarmas en esta cuenca.

En el Segura, esta semana se han tomado las primeras muestras en los embalses albaceteños de Camarillas, Talave, Cenajo y Fuensanta; se mantendrán luego controles periódicos, preventivos, puesto que hasta ahora ni en este río ni en sus afluentes se han encontrado larvas ni ejemplares adultos del mejillón cebra. Los puntos de control en la cuenca son inicialmente doce.

Este pequeño molusco (de unos tres centímetros de longitud) es una especie invasora que, cuando coloniza un lugar, provoca serios daños tanto al medio ambiente como a las infraestructuras, ya que obstruye tuberías y canalizaciones hasta inutilizarlas. No existe un tratamiento eficaz para acabar con él, y sólo se utilizan medidas de control, como limpiezas, colocación de filtros y medidas preventivas para evitar su propagación.

Desde el año 2001, cuando empezó a ser detectado en el Bajo Aragón, se ha extendido hacia el sur por la Península Ibérica; en el 2005 ya se comprobaba su presencia en embalses de Castellón. En la cuenca del Júcar está presente en al menos dos embalses. La Confederación del Júcar puso en marcha un dispositivo para seguir la evolución y adoptar medidas de control; con este fin llegó a un convenio con el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Punto crítico

Se han realizado controles en 24 embalses, incluyendo el del Molinar, en Albacete. Y se realiza un seguimiento permanente en el pantano de Alarcón. En este caso, a la finalidad propia de control y prevención se une el carácter estratégico que tiene este embalse como paso intermedio del agua del Tajo al Segura, lo que puede convertirlo en un punto crítico para la eventual transmisión de las larvas de este molusco.

Además de avisar sobre el impacto que la extensión de la plaga puede tener sobre el medio ambiente y las infraestructuras -especialmente en los regadíos-, los expertos alertan asimismo sobre las conexiones que pueden abrirse en otros casos, como el Júcar-Vinalopó y el Júcar-Turia. Hasta el momento, los embalses albacetenses y el de Alarcón permanecen limpios, sin presencia de la plaga, pero el dispositivo de vigilancia se mantiene. En los casos de Valencia en los que sí se ha detectado, como el embalse de Forata, se decidió prohibir la navegación, ya que las embarcaciones son una de las vías de propagación, porque el mejillón se fija en los cascos.

El riesgo es mayor en el Júcar que en el Segura, porque en la primera de las cuencas el mejillón cebra ya se ha introducido, aunque en la parte baja. Además, en el Segura, la parte albaceteña es la de la Sierra, donde la baja temperatura del agua es -en principio- un factor contrario a la propagación de esta plaga.

En el Segura, la recogida de muestras en Albacete terminó el martes, y ahora la empresa que realiza los trabajos, Cicap, comienza la tarea de analizarlas para comprobar el resultado.

Continuar leyendo

UPA asegura que la nieve caida en la Comunitat será beneficiosa para las cuencas del Segura y el Júcar

Según aseguró, este agua «aumentará, a buen seguro, los acuíferos y supondrá la regeneración de la flora de los bosques valencianos, sin que ello suponga apenas perjuicio para los cultivos, pues la inmensa mayoría están en parada».

Para la UPA-PV, «el agua caída sólo traerá beneficios, sobre todo para las cuencas de los ríos Segura y Júcar, pero también para el Túria y el Mijares, y lo que es más importante en la regeneración de los acuíferos que así podrán abastecer en la próxima temporada los cultivos».

La organización destacó que únicamente las variedades de clementinas de mediana estación, como la clemenules o la orogrande, que todavía están por recolectar, «pueden verse afectadas negativamente por estas lluvias», en el caso de que se prolongaran varios días.

En concreto, alertó de que podría aparecer el ´pixat´, paso previo a la podredumbre o el ´bufado´ de la corteza respecto de la pulpa, aunque el primero «en la mayor parte de los casos está cubierto por el seguro». De la misma forma, las variedades de naranja navel pueden soportar la ´clareta´, unas abolladuras en la piel del fruto que no incide en su calidad.

El agua, además de no ser negativa para los cultivos, «tendrá un efecto beneficioso para los bosques valencianos, pues servirá de limpieza del sotobosque y de reposición de los pastos para la ganadería».

Continuar leyendo
Cerrar menú